Cómo donar a organizaciones de caridad que ayudan a los veteranos

Comparta esta página

Cuando usted hace una donación para ayudar a los veteranos, quiere que su donación llegue a una organización de caridad que realmente ayude a los veteranos y a sus familias. Investigar un poco y hacer preguntas lo ayudarán a lograrlo.

Hay muchas organizaciones de caridad que hacen un excelente trabajo apoyando a los veteranos de nuestra nación con educación, capacitación asesoramiento, asistencia financiera y demás. Pero hay algunas pocas organizaciones que se aprovechan de la generosidad de la gente. Usan imágenes y cuentan historias convincentes que apelan a nuestro corazón y patriotismo, pero mienten sobre lo que hacen y cómo gastan el dinero de los donantes. A menudo usan nombres parecidos a los de las organizaciones de caridad reconocidas o que incluyen palabras como veterano, fundación, operación, héroe, herido, discapacitado o sin techo. El hecho de que estas palabras se incluyan en el nombre de la organización no significa que realmente ayuden a los veteranos.

Usted quiere hacer valer su donación. Lea estas recomendaciones que lo ayudarán a donar con prudencia.

Investigue por su cuenta

  • Busque el nombre de la organización de caridad en internet junto con otras palabras como “complaint” y “scam”, si hace la búsqueda en español, agregue palabras como "queja" o "estafa".
  • Consulte informes y calificaciones por medio de organizaciones confiables como Wise Giving Alliance de BBB, Charity Navigator, CharityWatch y GuideStar.
  • Fíjese si la organización está registrada ante el ente de regulación de organizaciones de caridad de su estado. En la mayoría de los estados, las organizaciones de caridad deben registrarse antes de pedir donaciones. Puede encontrar los datos de contacto del ente de regulación de su estado en nasconet.org.
  • Use el enlace de búsqueda de organizaciones exentas de impuestos del IRS para ver si su donación es deducible de impuestos.

Haga preguntas

  • ¿Cuál es el sitio web, el domicilio y la misión de la organización de caridad?
  • ¿Qué parte de su donación se destinará directamente a los servicios que ayudan a los veteranos en lugar de usarse para fines de recaudación de fondos?
  • ¿Qué parte de su donación se usará para los programas específicos que desea apoyar?
  • Si para usted es importante apoyar a los veteranos de su propia comunidad, pregunte cómo gasta el dinero la organización de caridad dentro de su área.

Esté pendiente a cómo le piden que pague

  • Si alguien le pide que envíe dinero en efectivo, una transferencia de dinero o que done por medio de una tarjeta de regalo o dejando dinero bajo el felpudo de la puerta de su casa para que lo retiren, no lo haga. Los estafadores suelen pedir esos medios de pago. Es más seguro pagar con tarjeta de crédito o cheque.
  • Si hace una donación en línea, verifique que la página en la que ingrese su información de pago tenga las letras “https” en el domicilio web. Eso significa que su información se transmite de manera segura.
  • Las organizaciones de caridad legítimas le entregarán un recibo que indique el monto de su donación. Conserve ese registro y revise sus resúmenes de tarjeta de crédito para asegurarse de que sólo le hayan cobrado el monto que deseaba donar.

Tenga cuidado con los trucos y trampas de los estafadores

  • Manipulan los números que aparecen en el aparato de identificación de llamadas para que parezca que sus llamadas de recaudación de fondos provienen de su código de área local, un código de área de Washington, DC, o de una organización que usted conoce.
  • Lo presionan para que done inmediatamente antes de darle tiempo de investigar. Una organización de caridad legítima aceptará con gusto su donación en cualquier momento.
  • Dicen que usted se ganará un sorteo o un premio si hace una donación, lo cual es contrario a la ley.
  • Le agradecen una donación que usted no recuerda haber hecho. Los estafadores lo hacen para engañarlo y hacerle pensar que en realidad usted prometió una donación y hacerlo sentir culpable para que envíe dinero.

¿Y qué sucede con los pedidos de donaciones que se hacen a través de medios sociales y sitios web de recaudación colaborativa?

Muchos de los pedidos de donaciones que se efectúan a través de medios sociales y sitios de recaudación colaborativa son legítimos, pero algunos son estafas. Por ejemplo, hay gente que usa indebidamente fotografías e historias verdaderas de veteranos para lograr que usted haga una donación, pero el dinero va a sus propios bolsillos. Los sitios web de recaudación colaborativa suelen tener poco control sobre quiénes usan y cómo se gastan las donaciones. Antes de donar, investigue a la organización de caridad que esté considerando. Además, si las deducciones de impuestos son importantes para usted, recuerde que las donaciones a individuos no son deducibles de impuestos.

La manera más segura de donar en medios sociales o a través de sitios de recaudación colaborativa es hacerle la donación a la gente que en realidad conoce y que se comunicó con usted acerca de un proyecto específico. No dé por supuesto que los pedidos de donaciones efectuados en medios sociales o sitios de recaudación colaborativa son legítimos – aunque los compartan sus amigos o hayan indicado que les gustan. Investigue por su cuenta. Llame o establezca contacto con sus amigos fuera de línea y pregúnteles sobre la publicación que compartieron en los medios.

Ayude a detener las estafas de caridad relacionadas con los veteranos

Reporte las estafas de caridad relacionadas con los veteranos ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) en FTC.gov/complaint y ante el ente de regulación de organizaciones de caridad de su estado. (Busque la información de contacto del ente de regulación de su estado en nasconet.org.) Suministre toda la información que quiera en su reporte, incluyendo el nombre de la organización de caridad, el nombre del recaudador que se comunicó con usted, y los números de teléfono, sitio web, domicilio de ambos y otros detalles que le hayan dado sobre la organización de caridad.

Etiquetas: caridad, fraude