You are here

No le abras tu puerta a las estafas dirigidas a los abuelos

Comparta esta página

Nada es sagrado para los estafadores, ni siquiera el vínculo entre abuelos y nietos. Últimamente, los individuos que perpetran las estafas del abuelo son más audaces: hasta podrían ir a la puerta de tu casa para retirar dinero, supuestamente para tu nieto en dificultades.
 
Esta clase de estafas también comienza con una llamada de parte de alguien que se hace pasar por tu nieto. Puede que la persona que llame hable en voz baja o que te dé alguna excusa para explicar por qué su voz suena diferente. Te dirá que está en problemas, que necesita pagar una fianza o que necesita dinero por algún otro motivo. El “nieto” también te rogará que mantengas todo en secreto — tal vez porque está “bajo una orden de silencio” o porque no quiere que se enteren sus padres. A veces, en la llamada podría aparecer otro estafador que se hace pasar por un abogado que necesita dinero para representar a tu nieto ante la corte.
 
Pero, en lugar de pedirte que compres tarjetas de regalo o que hagas una transferencia de dinero (ambas cosas son signos de una estafa), el estafador te dice que pasará alguien por tu casa para retirar dinero en efectivo. Una vez que lo entregues, el dinero desaparece. Pero podrías recibir más llamadas para que envíes dinero por medio de una transferencia o por correo.
 
Para evitar estas estafas y proteger tu información personal:
  • Respira profundo y resiste la presión de pagar. Cuelga el teléfono y llama o envía un mensaje de texto a la persona que (supuestamente) te llamó. Si no puedes comunicarte, verifícalo con un miembro de la familia para saber qué está pasando realmente. Aunque el estafador te haya dicho que no lo hagas.
  • No le des tu domicilio, información personal, ni dinero en efectivo a nadie que se comunique contigo. Y todo aquel que te pida que le pagues con una tarjeta de regalo o transferencia de dinero es un estafador. Siempre.
  • Verifica la configuración de privacidad de tus redes sociales y limita lo que compartes públicamente. Aunque tu configuración sea privada, ten cuidado con los identificadores personales que colocas en las redes sociales.
Si perdiste dinero con este tipo de estafa, se trata de un delito, así que repórtalo ante las autoridades locales. Y si recibes cualquier tipo de llamada que es una estafa, repórtala en ReporteFraude.ftc.gov.

Añada su comentario