You are here

Cheques por el coronavirus: aplanemos la curva de las estafas

Comparta esta página

Hay muchas cosas para preocuparse con respecto a la crisis del coronavirus, incluidas las nuevas maneras que los estafadores están usando para engañar a la gente con los pagos por el impacto económico, también conocidos como “cheques de estímulo”. Sigue leyendo para adelantarte a los estafadores que están tratando de sacar ventaja con esos cheques.

Los estafadores no tienen vergüenza, y nada – ni siquiera una crisis global de salud – queda fuera de su alcance. Están promocionando vacunas falsas contra el coronavirus, curas no probadas, y kits de pruebas en el hogar también falsos. Así que no es ninguna sorpresas que los estafadores también se estén aprovechando de los pagos por el impacto económico. Pero igual es vergonzoso.

A la mayoría de la gente que cumple los requisitos para recibir un cheque, el IRS se lo depositará directamente dentro de unas semanas. Pero tan pronto como emergen los detalles sobre cómo y cuándo llegarán los pagos, algunos estafadores pueden empezar a usar cheques falsos de aspecto oficial para robar dinero y confundir a las personas para que entreguen información personal. A continuación, algunos datos para ayudarte a evitar las estafas de cheques falsos que podrían estar llegando pronto.

  • Los cheques todavía no se han enviado por correo. Los informes indican que los cheques de papel – para la gente que no tiene depósito directo – comenzarán a llegar no antes de mayo. Así que, si recibes un cheque de pago por el impacto económico, estímulo o ayuda antes de mayo, o si recibes un cheque cuando estás esperando un depósito directo, es una estafa.
  • El IRS no enviará pagos de más para pedirte que devuelvas la diferencia en efectivo, con tarjetas de regalo, o a través de una transferencia de dinero. Si recibes un cheque de aspecto oficial por un monto superior al que esperabas – digamos $3,000 – es probable que la próxima llamada que recibas sea de un estafador. Te dirán que te quedes con tu pago de $1,200 y que devuelvas el resto enviando dinero en efectivo, tarjetas de regalo o transferencias de dinero. Esta es una estafa que te dejará con una deuda con tu banco.
  • El IRS no está llamando, enviando mensajes de texto ni emails. Los estafadores están enviando mensajes de aspecto oficial – incluyendo tarjetas postales con una contraseña para usarla en línea para “acceder” o “verificar” la información de tu pago o depósito directo. El IRS no se comunicará contigo para recolectar tu información personal o los datos de tu cuenta bancaria. Es una estafa.

Para consultar información confiable y actualizaciones sobre los pagos del IRS – incluyendo información sobre la elegibilidad, cómo inscribirse para el depósito directo o dónde presentar un breve formulario de impuestos – comienza siempre con irs.gov/coronavirus. Aprende cómo evitar las estafas suscribiéndote para recibir alertas para consumidores de parte de la FTC, y reporta las estafas a la FTC en ftc.gov/complaint.

 

 

Etiquetas: estafa, impostor, IRS

Añada su comentario