Respuestas a las preguntas sobre el consumo de alcohol de los menores de 21 años

¿Qué le puede decir a la gente que piensa que el consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes no es un problema grave?

A pesar de lo que dice la ley y de los datos demostrados por las estadísticas y los estudios científicos, todavía hay algunas personas que piensan que el consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes no es un problema grave. Estas son algunas de las preguntas y argumentos más comunes que puede escuchar en boca de sus vecinos y amigos sobre el consumo de alcohol de los adolescentes – y lo que usted les puede responder. Por favor comparta esta información.

P: ¿Al imponer una “edad mínima legal” para consumir alcohol, los adolescentes no se sienten más tentados de beber porque es una “fruta prohibida”? 

R: Si esto fuera cierto, el consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes habría aumentado después de la adopción de la edad mínima legal para consumir bebidas alcohólicas. Y no fue así – desde 1984, el consumo de alcohol de los adolescentes ha disminuido en 24 puntos porcentuales. Y además, la ley tiene otra ventaja. Los hábitos de consumo de alcohol de los jóvenes de 18 años tienen una gran influencia sobre los adolescentes más chicos, particularmente en los que tienen entre 13 y 17 años. Además, los datos demuestran un gran descenso en el consumo de alcohol de los chicos de 10º y 8º grado.

P. Todos los demás chicos beben alcohol. ¿Cómo pueden sentirse integrados al grupo los adolescentes que no beben?

R. De hecho, la mayoría de los adolescentes no bebe alcohol. Esto incluye al 58% de los chicos de 12º grado, 72% de los chicos de 10º grado y al 95% de los chicos de 8º grado. Así que si se trata de sentirse integrados, la manera de hacerlo es no beber alcohol.

P. ¿Bajar la edad mínima para consumir alcohol no permitiría que los padres les enseñaran a beber de manera responsable a sus hijos?

R. Para enseñar a consumir alcohol de manera responsable no es necesario que los padres beban con sus hijos. Un reciente estudio realizado en EE. UU. demuestra que cuando los padres no permiten que sus hijos adolescentes beban alcohol cuando son estudiantes de la escuela secundaria beben menos cuando están en la universidad y padecen menos consecuencias negativas relacionadas con el alcohol que los chicos que tienen padres más permisivos.

P. ¿No será que los chicos practican “binge drink” porque no “aprendieron a beber” cuando vivían en casa con sus padres?

R. Esta pregunta vuelve a dar por supuesto que el “binge drinking” era una práctica menos común cuando la edad mínima legal para consumir bebidas alcohólicas era 18 o 19 años. Es una suposición equivocada – desde que se adoptó la edad mínima legal para consumir bebidas alcohólicas de 21 años en toda la nación, el porcentaje de estudiantes de 12º grado que practican “binge drinking” ha disminuido13 puntos porcentuales. 

Un reciente estudio realizado en Europa puso a prueba la teoría que sostiene que los padres pueden enseñar a beber de manera responsable dejando que los adolescentes tengan alcohol en la casa. En un estudio de 428 familias holandesas, los investigadores hallaron que cuanto más permiso se les dio a los adolescentes para que bebieran en sus casas, más bebían cuando estaban fuera de sus casas. Además, se demostró que los adolescentes que bebieron alcohol en presencia de sus padres o por su cuenta indicaban un mayor riesgo de desarrollar problemas relacionados con el alcohol, por ejemplo, problemas con sus tareas escolares, días de clase perdidos y participación en peleas.

P. Los chicos van a beber alcohol de todas maneras. Siempre ha sido así. ¿No es mejor hacer la fiesta en mi casa para que mis hijos y sus amigos no anden conduciendo por ahí?

R. No es una decisión que le corresponda tomar a usted. Permitir que otros adolescentes beban alcohol en su casa afecta negativamente los esfuerzos de otros padres, y en muchos estados es una violación a la ley. Conducir bajo la influencia del alcohol no es el único peligro relacionado con el consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes, y usted no puede garantizar que sus invitados menores de edad no vayan a conducir cuando se vayan de su casa. En vez de ofrecerles un lugar alternativo para consumir alcohol, ofrézcales refrescos o bebidas sin alcohol.

P. Si los chicos beben alcohol mientras que estoy en casa yo puedo controlar lo que sucede. ¿No es esta la mejor manera de prevenir que los adolescentes sufran daños o lesiones?

R. ¿Realmente puede controlar lo que sucede? Existen muchísimas historias reales sobre adolescentes que sufrieron daños aún bebiendo bajo la supervisión de un adulto. Entre estas historias hay varios casos de graves intoxicaciones con alcohol, a veces con resultados mortales. Darles permiso a los adolescentes para que beban en la casa también puede ser interpretado como una manera de aprobar que beban con amigos cuando usted no está con ellos.

P. La edad mínima legal para consumir bebidas alcohólicas en Europa es inferior a la edad establecida en los Estados Unidos. ¿Por qué los chicos europeos no tienen problemas relacionados con el consumo de alcohol?

R. En realidad sí los tienen. Los adolescentes europeos beben más alcohol y lo hacen con mayor frecuencia que los adolescentes estadounidenses y también se emborrachan más frecuentemente. La idea de que los adolescentes europeos no tienen problemas con el alcohol es un mito.

P. ¿Y qué importa mi opinión?  Si de todas maneras, los adolescentes no escuchan a sus padres.

R. Los estudios sobre el tema han demostrado que los padres tienen una influencia considerable en las decisiones de los jóvenes en lo que se refiere al consumo de alcohol. Aproximadamente el 80 % de los jóvenes adolescentes cree que los padres deben opinar sobre el consumo de alcohol de sus hijos, y la actitud de un padre frente al consumo de alcohol continúa influyendo sobre las decisiones relacionadas con la bebida incluso hasta después de que un adolescente deje su casa para ir a estudiar a la universidad.

P. Yo no creo que la relación entre la reducción del consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes y la menor cantidad de accidentes de tránsito registrada desde el año 1983 se deba enteramente a la imposición de la edad mínima para consumir alcohol. Debe haber otras razones.

R. El uso obligatorio del cinturón de seguridad, las leyes de tolerancia cero, una mayor vigilancia del cumplimiento de las leyes y, francamente, el aumento de la educación e información pública sobre los peligros del consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes, han contribuido a la disminución del nivel de consumo de alcohol de los adolescentes y de los accidentes. Sin embargo, luego de estudiar cuidadosamente el tema, el Departamento de Transportes de EE. UU. (DOT) llegó a la conclusión de que la ley que establece la edad mínima legal para el consumo de bebidas alcohólicas, por sí sola, ha desempeñado una función importante en la reducción del consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes y en la cantidad de gente joven que conduce después de beber alcohol.

P. Si los chicos pueden votar y enrolarse en el ejército a los 18 años, ¿por qué tienen que esperar a cumplir 21 años para beber alcohol legalmente?

R. Así lo establece la ley. Además, la edad de “iniciación” varía de acuerdo a cada tipo de actividad. Se puede empezar a trabajar a los 14 años, a votar a los 18 años y a beber alcohol a los 21 años, pero usted no puede presentarse como candidato a Representante del Congreso hasta los 25 años de edad. Los investigadores que han evaluado los datos sobre este tema dicen que la edad mínima legal para consumir bebidas alcohólicas demora el inicio del consumo de alcohol, reduce la cantidad de casos de jóvenes que conducen después de beber alcohol, y reduce la cantidad de muertes causadas por accidentes de tránsito que involucran la participación de adolescentes.

Este artículo es parte de una serie: No le servimos a menores