You are here

Las estafas de caridad

Comparta esta página

Alguien se pone en contacto contigo para pedirte una donación para su grupo de caridad. El nombre de ese grupo te suena conocido, parece real y tú quieres ayudar.

¿Cómo puedes saber si es una caridad legítima o una estafa? Los estafadores quieren que les des tu dinero rápido. Muchas veces, los estafadores de donaciones de caridad te presionan para que hagas tu donación al instante. Podrían pedirte dinero en efectivo, y hasta podrían decirte que te enviarán un mensajero a buscar tu dinero, o pedirte que les transfieras dinero. Muchas veces, los estafadores no quieren enviarte información sobre la caridad, darte detalles o decirte cómo se usará el dinero. Hasta podrían agradecerte una promesa de donación que tú no recuerdas.

Esto es lo que puedes hacer:

  1. Tómate tu tiempo. Si te llaman, pide que te envíen información por correo. Si recibes un pedido de donación por correo, investiga un poco. ¿Realmente existe ese grupo? ¿Qué porcentaje de tu donación irá a la organización de caridad? ¿Puedes deducir la donación de tus impuestos? ¿Cómo quieren que pagues? Deja de lado a los que te pidan que envíes dinero en efectivo o una transferencia de dinero. Es posible que sea una estafa.
  2. Dale esta información a un amigo. Es probable que a casi todos tus conocidos les pidan donaciones de caridad. Esta información podría servirle a otra gente para detectar una posible estafa.

Por favor, reporta las estafas.

Si sabe de una estafa, por favor repórtela a la Comisión Federal de Comercio. Reporte una estafa en internet o llame a la FTC al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357) o TTY 1-866-653-4261. Tu queja puede ayudar a proteger a otra gente. Al presentar una queja, tú puedes ayudar a los investigadores de la FTC a identificar a los impostores y frenarlos antes de que logren sacarle el dinero, que tanto cuesta ganar, a otra persona. Esto, realmente, hace la diferencia.