Un costoso ofrecimiento de prueba de bajo costo

Comparta esta Página

Es probable que hayas visto esos anuncios en internet con ofrecimientos que te permiten probar un producto – o un servicio – a muy bajo costo o incluso gratis. A veces resultan tentadores, vale decir, ¿a quién no le gustaría tener los dientes más blancos por un dólar más el costo de envío? Hasta que la súper oferta se convierte en una estafa. Eso es lo que la FTC dice que sucedió en un caso que anunció hoy.

Los demandados vendieron productos para blanquear los dientes bajo diversos nombres, y contrataron a distintas compañías para que los ayudaran a comercializar los productos. Estos “comercializadores afiliados” crearon encuestas en línea, como también anuncios para promocionar las pruebas a bajo costo o gratuitas – todo con la intención de encaminar a la gente hacia el sitio web del producto. Lo que sucedió luego es tan complicado que creamos una infografía para explicarlo.

En pocas palabras, una vez que la gente llegaba al sitio web del producto, completaba su información, ingresaba el número de su tarjeta de crédito y hacía clic en el botón “finalizar la compra”. Entonces aparecía otra pantalla y la gente hacía clic otra vez en “finalizar la compra”. Pero la segunda vez no era una simple pantalla de confirmación. En cambio, al hacer clic la gente estaba aceptando envíos mensuales de un segundo producto. De modo que lo que empezó como una prueba de un producto a $1.03 (más el costo del envío) terminó siendo una prueba de dos productos inesperados a un precio muy inesperado de $94.31 cada uno – por un cargo mensual total de $188.96 más el costo de envío.

Los ofrecimientos de prueba pueden ser complicados – y siempre pueden terminar siendo un anzuelo. Si te tientas con un ofrecimiento de prueba, primero investiga un poco, y lee atentamente los términos y condiciones del ofrecimiento. Pero a veces los comerciantes podrían tratar de engañarte – y puede ser difícil detectarlo. Mira otra vez la infografía… ¿habrías sabido cuánto estaban a punto de cargarte a tu tarjeta de crédito? Si usas tu tarjeta de crédito para pagar un ofrecimiento de prueba de bajo costo, no te olvides de revisar atentamente el resumen de tu tarjeta de crédito. Si ves cargos que no autorizaste, comunícate inmediatamente con la compañía y con tu banco. Y luego cuéntanos lo que sucedió.

Tema del blog: 
Salud y estado físico

Añada su comentario

Política de comentarios