You are here

Cómo detectar las estafas de extorsión en las aplicaciones de citas LGBTQ+

Comparta esta página

Nos hemos enterado que andan circulando estafas dirigidas contra la gente que usa aplicaciones de citas LGBTQ+, como Grindr y Feeld. Y no son las típicas estafas de romance de alguien que dice te quiero y por favor envíame dinero. Son estafas de extorsión.

Por lo general consisten en un estafador que se hace pasar por una posible pareja romántica en una aplicación de citas LGBTQ+ que chatea contigo y enseguida te envía fotos explícitas y te pide que tú le envíes fotos similares. Si le envías las fotos, comienza el chantaje. Te amenazan con compartir tu conversación y tus fotos con tus amigos, familiares o empleador a menos que pagues, habitualmente con una tarjeta de regalo. Para que sus amenazas suenen más creíbles, estos estafadores te dirán los nombres de las personas a las que prevén contactar exactamente si no les pagas. Esta es una información que los estafadores pueden encontrar en línea usando tu número de teléfono o tu perfil de las cuentas de medios sociales.

Hay otros estafadores que amenazan a la gente que oculta o que todavía no ha declarado totalmente su identidad LGBTQ+. En este caso, pueden presionarte para que pagues, o caso contrario, ellos lo revelarán y “te arruinarán la vida” exponiendo fotos o conversaciones explícitas.

Cualquiera sea el ángulo de su amenaza, sólo buscan una cosa: tu dinero.

Si estás buscando una relación amorosa en las aplicaciones de citas, te listamos algunas maneras de evitar estas estafas:

  • Verifica con quién estás hablando. Haz una búsqueda inversa de imagen con la fotografía del perfil de la persona para ver si está relacionada con otro nombre o con detalles que no coinciden: esos son signos de una estafa.
  • No compartas información personal con alguien que acabas de conocer en una aplicación de citas. Eso incluye tu número de teléfono celular, domicilio de email y perfil de medios sociales.
  • No les pagues a los estafadores para que destruyan fotos o conversaciones. No hay garantía de que lo hagan.

De hecho, el FBI desaconseja responder a las exigencias de pago de los extorsionadores ya que ese que dinero se podría usar para apoyar actividades criminales.

Y recuerda que, una vez que compartes las fotos, no hay manera de recuperarlas.

Si piensas que alguien está tratando de extorsionarte:

¿Tienes menos de 25 años y estás tratando de comunicarte con un consejero de una organización LGBTQ+ para hablar sobre lo que te sucedió? Establece contacto con The Trevor Project. Esta organización dispone de consejeros que están disponibles gratuitamente los 7 días de la semana durante las 24 horas del día con los que puedes hablar por teléfono, por chat y a través de servicios de mensajes de texto.

Scam Tags:  Estafas de romance

Añada su comentario