You are here

No les envíes dinero.

Comparta esta página

En lugar de contarte una historia de fantasmas alrededor de una fogata de campamento de verano, tenemos un cuento demasiado familiar para todos para compartir contigo: Jon, el nieto de Myra, se fue de vacaciones de verano a México. Todas las semanas hablan por videoconferencia. Un día, Myra recibe una llamada de alguien que se presenta como Max que le dice que es amigo de Jon y que “Jon fue arrestado la noche anterior y que necesita $500 para pagar la fianza”. Max dice que la policía retuvo el pasaporte de Jon, y que necesitará otros $700 para recuperarlo. Max le dice a Myra que no se lo cuente a los padres de Jon ni a ninguna otra persona porque Jon está avergonzado.

Al principio, Myra se asusta, pero ha escuchado un par de cosas que la hacen sospechar. Así que le agradece a “Max” por su preocupación, cuelga el teléfono y llama a Jon en el acto. Y resulta que Jon está de camino a clases, no está en la cárcel. Y “Max” no es otra cosa que un estafador.

Las estafas de emergencias familiares como ésta tratan de asustar a la gente para que envíen dinero para ayudar a un ser querido en problemas. El fraude se puede desarrollar de diversas maneras, pero el cuento es siempre el mismo: Te llama alguien que te miente para tratar de asustarte y te apura para que pagues sin darte tiempo de pensarlo dos veces o de verificar la historia antes de que le envíes dinero. Y una vez que le envíes el dinero, no lo recuperarás nunca.

Para evitar las estafas de emergencias familiares:

  • Resiste el impulso de actuar inmediatamente, sin importar cuán dramática sea la historia que te cuenten.
  • Llama o envíale un mensaje al ser querido que (supuestamente) se comunicó contigo. Aunque la persona que te llame diga que no lo hagas. Pero usa un número que te conste que es correcto, no el que te dé la persona que te llamó.
  • Nunca envíes dinero en efectivo, tarjetas de regalo, criptomonedas o transferencias de dinero. Una vez que el estafador recibe el dinero, ¡desapareció!

Si detectaste esta u otra estafa, repórtala a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov.

Añada su comentario