You are here

Los estafadores se aprovechan de la confusión sobre los métodos de verificación de vacunas

Comparta esta página

Más de un año después del inicio de la pandemia, y meses después del lanzamiento de la primera tanda de vacunas contra el COVID-19, la gente está ansiosa por volver a sus actividades habituales. Pero para retomar algunas actividades, te podrían exigir que demuestres que has sido vacunado o que recientemente te hiciste una prueba de COVID-19 con resultado negativo. El modo de hacerlo depende de la actividad y de tu lugar de residencia.

Hasta el momento, no hay una única manera de probar que te vacunaste o te hiciste una prueba con resultado negativo. Por supuesto que están esas tarjetas de vacunación contra el COVID-19 de los CDC que le entregan a la gente cuando se vacuna. Pero el propósito de estas tarjetas nunca fue obrar como una constancia de tu vacunación y podrían ser insuficientes como prueba. Algunos estados, compañías, universidades y otras organizaciones están creando sus propios productos y servicios de verificación, entre los que se incluyen aplicaciones, pasaportes digitales y certificados. Algunas de estas opciones se conectan con las bases de datos estatales de inmunización mientras que hay otras que se basan en lo que reporta cada individuo. Esta variedad de métodos les ofrece a los estafadores una oportunidad para aprovecharse y lucrar con la confusión.

Aparte de no compartir en línea tu tarjeta de vacunación contra el COVID-19 debido al riesgo de robo de identidad, te listamos algunas otras formas útiles de adelantarte a las tretas de los estafadores.

  • Desconfía de cualquier persona que se comunique contigo diciendo que lo hace de parte del gobierno federal. Hasta ahora, no hay ningún plan oficial de crear una aplicación, certificado o pasaporte nacional de verificación de vacunación. Si recibes una llamada, email mensaje de texto de alguien que dice que se comunica de parte del gobierno federal y te pide tu información personal o dinero para obtener un certificado o pasaporte nacional de vacunación, es una estafa.
  • Consulta con las aerolíneas, las líneas de cruceros y los lugares para eventos sobre sus requisitos. No confíes en la información que te dé alguien que te llame, envíe mensajes de texto o emails inesperadamente.
  • Comunícate con el gobierno de tu estado para averiguar acerca de sus planes y requerimientos de verificación de vacunación.
  • No compartas tu información con desconocidos. Los estafadores suelen establecer sitios web de aspecto auténtico para vender bienes y servicios falsos, ¿por qué no iban a hacerlo también con los pasaportes de verificación de vacunación? Antes de compartir cualquier dato personal o financiero en internet, averigua quién te lo está pidiendo. Realiza una búsqueda en línea ingresando el nombre de la compañía u organización junto con palabras como “scam”, “review” o “complaint”; si haces la búsqueda en español, agrega palabras como “estafa”, “comentario” o “queja”. Piensa largo y tendido antes de compartir tu información personal, como tu número de Seguro Social o tarjeta de Medicare, o los datos de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria. Los estafadores te pueden robar tu información para cometer fraude y robo de identidad.

Por favor, comparte estas recomendaciones con los demás, y permanece conectado para mantenerte informado. Suscríbete a las alertas para consumidores de la FTC para recibir actualizaciones enviadas directamente por email a tu buzón de entrada.

Si te enteras de una estafa relacionada con la vacuna contra el COVID-19, cuéntaselo a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov. O presenta una queja ante la oficina del fiscal general del estado o territorio correspondiente a través de consumerresources.org, el sitio web para consumidores de la Asociación Nacional de Fiscales Generales.

Añada su comentario