You are here

Los estafadores lucran con la confusión de la vacunación contra el COVID-19

Comparta esta página

Cada día que pasa, las noticias sobre la distribución de la vacuna contra el COVID-19 parecen cambiar. Una de las razones es que la distribución varía según el estado o territorio. Y los estafadores, siempre listos para actuar, se están aprovechando de la confusión. Te listamos algunas recomendaciones para ayudarte a evitar una estafa relacionada con la vacuna, vivas donde vivas:

  • Establece contacto con una fuente de información confiable. Averigua en el departamento de salud estatal o local dónde y cómo obtener la vacuna contra el COVID-19. También puedes hablar con tu proveedor de atención médica o farmacéutico.
  • No pagues para inscribirte para vacunarte. Todo aquel que te pida que pagues para colocar tu nombre en una lista, para hacer una cita para ti o reservarte un puesto en la fila es un estafador.
  • Ignora los anuncios de venta de vacunas contra el COVID-19. No la puedes comprar en ningún lugar. La vacuna está disponible únicamente en lugares aprobados a nivel federal y estatal.
  • Está atento a mensajes de texto inesperados o inusuales. Si tu proveedor de atención médica o farmacéutico se ha comunicado anteriormente contigo por medio de mensajes de texto, podrías recibir un mensaje de texto de parte de ellos acerca de la vacuna. Si recibes un mensaje de texto, llama directamente a tu proveedor de atención médica o farmacéutico para confirmar que te hayan enviado ese mensaje. Pero los estafadores también están enviando mensajes de texto. Así que no hagas clic en los enlaces de los mensajes de texto – especialmente en los mensajes que no esperas.
  • No abras emails, documentos adjuntos ni enlaces enviados por desconocidos o que lleguen inesperadamente. Podrías descargar programas maliciosos peligrosos en tu computadora o teléfono.
  • No compartas tu información personal, financiera o de salud con desconocidos. Ninguna persona de un sitio de distribución de vacunas, consultorio de atención médica, ni prestador médico privado, como una compañía de seguro privada o Medicare, te llamará por teléfono para pedirte tu número de Seguro Social ni los datos de tu tarjeta de crédito o cuenta bancaria para inscribirte para obtener la vacuna.

Mantente conectado para mantenerte informado. Suscríbete para recibir alertas para consumidores de parte de la FTC. Después de suscribirte recibirás actualizaciones directamente enviadas a tu buzón de entrada del email. 

Si te enteras de una estafa relacionada con la vacuna contra el COVID-19, cuéntaselo a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov. O presenta una queja ante la oficina del fiscal general del estado o territorio correspondiente a través de consumerresources.org, el sitio web para consumidores de la Asociación Nacional de Fiscales Generales.

Tema del blog: 
Salud y estado físico

Añada su comentario