You are here

Mira como beben - y pescan - los peces en el río

Comparta esta página

En este 2º día de Protección del Consumidor, nos concentraremos en las compras en línea. Porque eso es lo que podemos hacer este año, ¿cierto? (De acuerdo, y también lo que hacemos en cualquier otro año).

Si estás gastando una parte del dinero que ganas con tanto esfuerzo haciendo compras en internet, asegúrate de saber adónde va tu dinero. Porque a los estafadores les resulta bastante fácil establecer un sitio web falso que parece auténtico. En los resultados de tu búsqueda en internet puede aparecer un sitio web fraudulento, o los estafadores podrían enviarte un email de tipo phishing que parece enviado por una compañía en la que confías, pero en verdad, te dirigen a un sitio web fraudulento. Estarán felices de apropiarse de tu dinero y dejarte con las manos vacías. Así que:

  • En lugar de hacer clic en un enlace, por ejemplo desde un email, ingresa el URL de la tienda por tu cuenta para estar seguro de saber hacia dónde te diriges.
  • Paga únicamente en sitios web cuyo domicilio empiece con https. La ‘s’ significa que tu transacción está codificada… pero los estafadores también saben codificar. Así que no creas que un sitio web es auténtico sólo porque use codificación.
  • Paga con tarjeta de crédito. Te ofrece más protecciones si algo sale mal.
  • Consulta más información sobre cómo comprar en línea de manera segura.

Y si detectas un sitio sospechoso o no recibes lo que pediste, cuéntaselo a la FTC en ReporteFraude.ftc.gov.

Añada su comentario