You are here

¿Un club de ahorros real o falso?

Comparta esta página

La imitación es la mejor forma de expresar admiración. También es la mejor forma de incurrir en engaño. Es por eso que los estafadores están imitando un tipo de club de ahorros informal conocido como “sou sou” o “susu” para engañar a la gente y lograr que se inscriba en lo que equivale a un esquema piramidal ilegal.
Si nunca has escuchado el término “sou sou”, con una rápida búsqueda en internet te enterarás de que es un club de ahorros rotativo con raíces históricas en las regiones de África Occidental y el Caribe. Es un acuerdo de ahorros entre un pequeño grupo de gente de confianza – por lo general, familiares y amigos – que pagan regularmente un monto fijo a un fondo común y que van retirando dinero por turnos. En un sou sou, no ganas intereses, nunca recibes más de lo que pagaste y no hay ninguna recompensa por reclutar más gente. Esta forma de ahorro se basa en un sistema de honor, y no está libre de riesgos.
De modo que no es ninguna sorpresa que los estafadores estén promocionando falsos clubes de ahorros de tipo sou sou y oportunidades como “The Circle Game”, “Blessing Loom”, “Money Board”. Este tipo de esquemas piramidales ilegales son exactamente lo opuesto a un sou sou: te prometen que ganarás más dinero del que pongas y dependen de reclutar nuevas personas para que se mantenga el flujo de dinero aportado al fondo. Al igual que todos los demás esquemas piramidales, una vez que se acaban las personas para reclutar en el club, el dinero se agota, y todos se quedan en la estacada esperando su pago.
Si ves un post o recibes un mensaje directo en Instagram, Facebook u otra red social acerca de uno de estos clubes, piénsalo dos veces y recuerdas los signos de advertencia. Si el ofrecimiento te lo hace un amigo o familiar, cuéntale sobre este esquema. Y si le pagaste a alguien para participar en un sou sou falso, por favor, cuéntanoslo en ftc.gov/queja. Tu reporte puede ayudarnos a proteger a los demás contra una estafa.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario