You are here

Financistas fraudulentos = una gran calamidad para los pequeños negocios

Comparta esta página

Es posible que en algún momento de la operación de tu organización o pequeño negocio necesites financiación para crecer o seguir en marcha. Y en este momento, es una necesidad que está rondando insistentemente en la cabeza los dueños de negocios. Pero, cuando estés explorando opciones de financiación, actúa con cuidado: Algunas compañías financieras mienten acerca de sus términos, infringen la ley, usan horribles prácticas de cobranza de deudas y dejan a los negocios en peores condiciones financieras que antes.

En una demanda judicial anunciada hoy, la FTC señala que Richmond Capital ofreció financiación a pequeños negocios, organizaciones religiosas y sin fines de lucro prometiendo que podrían obtener un monto de dinero específico a cambio de la promesa de repagar un monto mayor proveniente de los ingresos del negocio. En los anuncios de estos productos financieros se prometía que no era necesario presentar una garantía personal ni pagar costos por adelantado — pero, según la FTC, las promesas de Richmond Capital eran falsas. La FTC dice que, en lugar de eso, la gente recibió mucho menos dinero del que le habían prometido, tenía que aceptar garantías personales y pagó algos cargos adelantados. Y eso sólo para comenzar.

La gente también firmó un documento legal llamado admisión de responsabilidad, que indica que el firmante se allana a la demanda. Este documento permite que, en caso que una persona deje de pagar o infrinja las disposiciones del contrato, Richmond Capital recurra a la corte y obtenga una sentencia sin ninguna objeción o respuesta del firmante del documento. Pero de acuerdo a los términos de la demanda, Richmond Capital usó esas declaraciones de admisión de responsabilidad para ir tras los activos de la gente en circunstancias no permitidas por los acuerdos de financiación. Y peor aún, cuando la gente no pagó, Richmond Capital presuntamente la amenazó con violencia. La FTC le solicitó a la corte que le ordene a Richmond Capital que cese con estas prácticas y que le reembolse el dinero a la gente.

Los pequeños negocios son un motor importante de la economía de Estados Unidos. Pero los negocios y compañías de pequeño volumen pueden ser un gran negocio para los financistas engañosos y los estafadores rotundos. Así que antes de conseguir financiación:

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario