You are here

Ayuda a los rastreadores de contacto de COVID-19, no a los estafadores

Comparta esta página

Después de casi tres meses de órdenes de quedarse en casa, Estados Unidos está comenzando a abrirse otra vez. Los rastreadores de contacto, las personas que trabajan para los departamentos de salud estatales para tratar de rastrear a todos aquellos que pueden haber estado expuestos al COVID-19, son una parte importante de nuestro camino hacia la recuperación.

Pero hay algunos estafadores que se están haciendo pasar por rastreadores de contacto para aprovecharse de la confusión actual. Están tratando de robarte tu identidad, tu dinero – o ambas cosas. Afortunadamente, hay maneras de diferenciar a un auténtico rastreador de contacto de un estafador.

Un rastreador de contacto podría comunicarse contigo para hablar sobre los resultados de una prueba que tú sabes que te has hecho, o porque alguien con quien estuviste en contacto obtuvo un resultado positivo. Dependiendo del procedimiento que haya establecido tu estado para su programa, los rastreadores de contacto reales te pueden llamar, enviar un email, mensaje de texto o visitar tu casa para recolectar información. Te pueden preguntar y pedir:

  • tu nombre y domicilio
  • información de salud
  • los nombres de los lugares y de la gente que has visitado

Los estafadores te pedirán y preguntarán más cosas. Estas son algunas cosas que puedes hacer para protegerte de los rastreadores de contacto falsos.

  • No le pagues a un rastreador de contacto.Todo aquel que te diga que tienes que pagar es un estafador, lisa y llanamente.
  • No des tu número de Seguro Social ni información financiera. No hay ningún motivo para que un rastreador de contacto legítimo te diga que necesita tu número de Seguro Social, cuenta bancaria o tarjeta de crédito.
  • No compartas tu estatus inmigratorio. Los rastreadores de contacto legítimos no necesitan esta información ni tampoco te la pedirán.
  • No hagas clic en los enlaces ni descargues nada que te envíe un rastreador de contacto. Los rastreadores verdaderos solo te enviarán mensajes de texto o emails para decirte que te llamarán por teléfono — no para decirte que hagas clic o descargues algo.

¿Qué deberías hacer si piensas que estás tratando con un rastreador de contacto falso? Verifica con tu departamento de salud estatal si tienen una manera de confirmar que la persona que se está comunicando contigo es un rastreador de contacto real. De lo contrario, cuelga el teléfono, cierra la puerta o no respondas, tampoco hagas clic ni descargues nada que pueda venir en un email o mensaje de texto. Luego, repórtalo ante tu estado y cuéntaselo a la FTC en FTC.gov/queja.

Añada su comentario