You are here

Censo del 2020: Realidad vs. Ficción

Comparta esta página

La Comisión Federal de Comercio se asocia con la Oficina del Censo de los EE. UU. para protegerte de potenciales estafas del censo. Conocer cómo funciona el proceso del Censo del 2020 , qué información se te preguntará y qué información no, y algunas banderas rojas de alerta, te ayudará a identificar y reportar estafas.

 

El Proceso

A mediados de marzo del 2020, la Oficina del Censo comenzará a enviar por correo (y, en algunas áreas, en persona) invitaciones para participar del Censo del 2020. La tuya debería llegar antes del 1 de abril. Puedes responder por internet, por teléfono o por correo.

 

La Oficina del Censo tiene un trabajo importante: contar a todas las personas que viven en los Estados Unidos. A partir de mayo del 2020, los censistas comenzarán a visitar las casas donde no se haya respondido para asegurarse de que se cuenten a todas las personas. Si no estás en tu casa o no puedes abrir la puerta, el censista regresará hasta seis veces. Cada una de las veces, dejará un aviso en la puerta con un número de teléfono para que puedas llamar y programar una visita.

 

Las Preguntas

En el cuestionario del censo se le pregunta cuántas personas hay en la casa en el momento en el que completas el formulario; su sexo, edad, raza y etnicidad; la relación de unos con los otros; tu número de teléfono; y si tú eres el propietario de tu casa o si la alquilas. Para obtener la lista completa de las preguntas del Censo del 2020, visita ¿Qué preguntas se hacen?

 

Indicios de una Estafa

Los estafadores podrían hacerse pasar por censistas para obtener tu información personal y luego usarla para cometer robo de identidad y otros fraudes. Sin embargo, siempre hay maneras de identificar a los censistas oficiales.

 

Los censistas deben mostrarte un documento de identidad con fotografía que tenga el sello del Departamento de Comercio de EE. UU. y una fecha de vencimiento. Si tú se lo pides, el censista te dará la información de contacto de un supervisor y/o el número de teléfono de la oficina regional del censo para que verifiques su legitimidad.

 

La Oficina del Censo nunca te pedirá tu número de Seguro Social completo, el número de tu cuenta bancaria o de tu tarjeta de crédito, dinero o donaciones, o algo en nombre de un partido político. Durante el Censo del 2020 no se te preguntará acerca de tu ciudadanía.

 

La Oficina del Censo puede llamarte como parte de los esfuerzos de hacer un seguimiento y un control de calidad. También podrían llamarte si no estás en casa cuando un censista pase por allí o cuando una visita personal no sea conveniente. Las llamadas provendrán de uno de los centros de contacto de la Oficina del Censo o de un representante de campo. Para obtener más información, visita Cómo identificar una llamada de la Oficina del Censo.

 

Asegúrate de tener la información más reciente y precisa sobre el Censo del 2020. Visita Rumores del Censo del 2020 para verificar datos y hacer preguntas.

 

Si sospechas un caso de fraude, llama al 800-923-8282 para hablar con un representante local de la Oficina del Censo. También puedes presentar un reporte a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) en ftc.gov/queja. Tus informes pueden ayudar a las agencias encargadas del cumplimiento de la ley a iniciar investigaciones que podrían detener las actividades de los impostores y defraudadores.

 

¿Deseas información acerca de los últimos fraudes y estafas que hemos visto? Suscríbete para obtener nuestras alertas para consumidores.

Añada su comentario