La FTC dice que una firma de relaciones públicas y un editor infringieron las reglas básicas de publicidad

Comparta esta página

Es raro que pase un día completo sin que veas una celebridad, estrella deportiva u otra persona famosa que está promocionando los beneficios de algún producto o servicio. Pero las fulgurantes recomendaciones no siempre son lo que aparentan.

Cuando una compañía usa endosantes pagos para promocionar sus productos, ese hecho se debe revelar en el endoso. Y es obvio que los anuncios deben ser reconocibles como anuncios. Pero no todas las compañías actúan de acuerdo a las reglas.

Hoy, la FTC anunció acuerdos resolutorios con una firma de relaciones públicas, el editor de una revista y dos personas que son propietarias y que están a cargo de la operación de las compañías. La FTC alegó que los negocios usaron endosos engañosos y “publi-editoriales” para promocionar el lanzamiento del producto de un cliente. Esencialmente, las compañías no solo omitieron revelar que dos atletas olímpicos eran portavoces pagos sino que también usaron un formato estándar de artículo para disfrazar un anuncio pago — publi-editorial — como si fuera un contenido tradicional de una revista.

Si estás pensando en comprar un producto porque algunas personalidades famosas dicen que fue efectivo para ellas, pisa el freno. Puede ser útil que leas comentarios de varias fuentes. Los posteos en los medios sociales y los artículos que parecen ser opiniones independientes en realidad pueden ser promociones pagas.

Para más información, mira este video.

Etiquetas: critica, publicidad

Añada su comentario