Cómo administrar el dinero de otra persona: Nueva protección contra el robo de identidad y el fraude

Comparta esta página

Si tú administras el dinero de otra persona, una de tus responsabilidades es proteger a tu ser querido contra la explotación financiera y las estafas. A partir del 21 de septiembre de 2018, entra en vigor una nueva ley federal que permite que algunos cuidadores a cargo de asuntos financieros soliciten un congelamiento de seguridad, también llamado congelamiento o bloqueo de crédito, en nombre de su ser querido.  Este paso puede ayudar a protegerlos del robo de identidad y el fraude.

Todos podemos ser víctimas del robo de identidad

El robo de identidad se produce cuando alguien le roba información personal a otra persona, por ejemplo un número de Seguro Social. Eso les permite a los piratas informáticos, ladrones e incluso personas conocidas abrir nuevas cuentas de crédito u otras cuentas financieras bajo tu nombre.  Un congelamiento de crédito restringe el acceso a tus informes de crédito y dificulta las posibilidades de que los ladrones de identidad abran nuevas cuentas bajo tu nombre.  Bajo la nueva ley, solicitar el congelamiento y descongelamiento de tu archivo de crédito es gratis en las tres agencias de informes crediticios del país – Equifax, Experian y TransUnion.

Ayuda para cuidadores a cargo de asuntos financieros

¿Pero qué sucede con la gente que no puede manejar sus finanzas por sí sola?  La nueva ley permite que la gente que tiene cierto nivel de autoridad legal actúe en nombre de otra persona para congelar y descongelar su archivo de crédito.  La nueva ley define el término “consumidor protegido” como una persona incapacitada, alguien que tiene designado un tutor o albacea, o un menor de 16 años.

Si estás actuando en nombre de un consumidor protegido, debes entregarle a las agencias de informes crediticios una constancia de tu autoridad antes de poder congelar y descongelar el crédito de un consumidor protegido.  Las constancias de autoridad incluyen:

  • Una orden judicial (por ejemplo, una orden que te nombra tutor o albacea), o
  • Un poder legal válido.

Para congelar o descongelar el archivo de crédito de un menor de 16 años, debes presentar otra constancia de tu autoridad.

También tendrás que presentar una constancia de tu identidad, que puede ser tu tarjeta de Seguro Social, tu certificado de nacimiento o tu licencia de conducir u otra identificación expedida por el gobierno.

Para aprender cómo solicitar un congelamiento de crédito, lee este blog.

Más recursos para ayudarte a administrar el dinero de otra persona

  • Si te han nombrado como la persona a cargo de administrar el dinero de un adulto que necesita ayuda, las guías del artículo Cómo administrar el dinero de otra persona te guiarán a través de cuatro roles fiduciarios diferentes y también encontrarás recomendaciones para detectar la explotación financiera y evitar las estafas.
  • Si crees que una agencia de informes crediticios no está colocando un congelamiento de seguridad correctamente, puedes presentar una queja ante la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (BCFP, por sus siglas en inglés) en consumerfinance.gov/complaint.
  • Si crees que tú o alguna persona conocida ha sido víctima del robo de identidad, visita el sitio web RobodeIdentidad.gov de la Comisión Federal de Comercio (FTC) para conseguir un plan de acción personalizado con detalles paso a paso.
Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario