Como evitar las estafas de la Copa Mundial

Comparta esta Página

La tan esperada Copa Mundial 2018 está en marcha. Una gran cantidad de aficionados del mundo entero ha viajado a Rusia para apoyar a sus equipos favoritos. Aunque la mayoría de ellos ya ha comprado sus entradas, todavía hay muchos que están deseando conseguir una oferta imbatible que les permita ver los partidos de la Copa.

 

Mientras que los aficionados desean encontrar una buena oferta, los estafadores desean encontrar aficionados con ganas de comprar entradas. Te damos algunas recomendaciones para evitar las estafas relacionadas con la Copa del Mundo:

 

  • Ignora todos los emails que digan que te ganaste boletos para la Copa del Mundo o un premio de una lotería para asistir a la Copa. El ofrecimiento puede parecer prometedor, pero la verdad es que los estafadores sólo están a la pesca de tu información personal. Nunca abras archivos ni hagas clic en los enlaces enviados por desconocidos. Y nunca pagues a cambio de un premio.
  • FIFA.com es la fuente oficial para comprar las entradas. Si optas por comprarle las entradas a un revendedor o a un agente de boletos, corres el riesgo de que tus entradas no lleguen a tiempo para el partido, que no lleguen en absoluto o que sean inválidas. Pagar con tarjeta de crédito te ofrece protecciones, como el derecho a disputar los cargos por cosas que pagaste pero que nunca recibiste.
  • ¿Estás por comprar ropa con los colores de tu equipo? A menudo, los estafadores crean tiendas en línea que son falsas. Lee los comentarios para ver lo que está diciendo la gente sobre el vendedor o el sitio web. Busca en internet ingresando el nombre o sitio web del vendedor junto con palabras como “reviews”, “scam” o “complaint”, si haces la búsqueda en español, usa palabras cono "comentarios", "estafa" o "queja".

 

Si tú o alguno de tus conocidos se ha cruzado o ha perdido dinero con una estafa relacionada con la Copa Mundial, reporta el incidente ante la FTC en ftc.gov/queja.

Etiquetas: estafa, phishing, premio
Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario

Política de comentarios