La FTC continúa tomando enérgicas medidas contra las estafas de repago de préstamos estudiantiles

Comparta esta página

Muchos de nosotros tenemos préstamos estudiantiles – y algunos de nosotros tenemos problemas para pagarlos cada mes. Algunas compañías afirman que pueden resolver ese problema diciendo que te pueden ayudar a pagarlo más rápido, más barato o lograr que te condonen todo lo que debes.  Ten cuidado – algunas de estas compañías son estafas.

 

Aquí tienes algunas recomendaciones para evitar las estafas de repago de préstamos estudiantiles:

  • Nunca pagues nada por adelantado. Es ilegal que una compañía te cobre anticipadamente antes de ayudarte. Si pagas por adelantado para reducir o librarte de tu deuda de préstamo estudiantil, es probable que no recibas ninguna ayuda o que no recuperes tu dinero.
  • Solo los estafadores prometen la rápida condonación de un préstamo. Antes de conocer tu situación, los estafadores podrían decir que pueden eliminar rápidamente tu deuda mediante un programa de condonación de préstamos. Pero no pueden.
  • Un sello de Departamento de Educación no significa que algo es legítimo. Los estafadores utilizan nombres y logotipos de aspecto oficial, y afirman tener un acceso especial a ciertos programas federales. No lo tienen.
  • No compartas tu identificación de Asistencia Federal para Estudiantes (FSA) con nadie. Los estafadores podrían usarla para tomar control de tu información personal de asistencia financiera en los sitios web del Departamento de Educación de EE. UU.

 

El mes pasado, la FTC anunció una demanda judicial contra American Financial Benefits Center (AFBC), Financial Education Benefits Center (FEBC), AmeriTech Financial y Brandon Demond Frere como parte de sus medidas de fuerza contra las prácticas ilegales de alivio para préstamos estudiantiles, Operación Juego de Préstamos. La FTC alega que las compañías cobraron cargos adelantados ilegales y que no cumplieron con sus promesas al inscribir a la gente en un programa del gobierno, que según dijeron, podía reducir el monto mensual de los pagos del préstamo de manera permanente o dar como resultado una condonación total de sus préstamos.

 

La FTC también alega que las compañías cobraron un cargo mensual a lo largo de la duración del préstamo (habitualmente, entre 10 y 25 años) que según manifestaron se aplicaría al saldo de sus préstamos estudiantiles – pero no fue así.

 

Tú no tienes que pagar para obtener ayuda con tus préstamos estudiantiles. No hay nada que una compañía pueda hacer por ti que tú no puedas hacer por tu cuenta y gratuitamente: los prestatarios federales pueden empezar en StudentAid.gov/repay; los prestatarios privados pueden empezar hablando con los administradores de sus préstamos.
 

¿Has identificado una estafa? Cuéntanoslo.

Tema del blog: 
Trabajos y ganar dinero

Añada su comentario