La FTC nunca te pedirá que envíes dinero

Comparta esta página

Si alguien se comunica contigo de parte de la Comisión Federal de Comercio (FTC) y te pide que envíes dinero, es una estafa. No le pagues. Repórtalo. Haz correr la voz entre tus familiares y amigos.

 

Hemos recibido reportes que indican que hay estafadores que están llamando por teléfono, enviando emails, e incluso enviando mensajes de texto y faxes, haciéndose pasar por representantes de la FTC con la intención de ganarse tu confianza y robarte el dinero que tanto te cuesta ganar. Se están comunicando con la gente acerca de premios, subsidios o reembolsos falsos, o para decirte que estás en problemas y que tienes que pagar cuentas en mora o cargos. Su objetivo es causarte ansiedad o asustarte para que les envíes dinero. La verdad es que la FTC no llama a los consumidores, ni les envía emails, mensajes de texto ni faxes para pedirles que paguen. Esas son estafas. De hecho, el Departamento de Justicia anunció que dos estafadores que se hicieron pasar por representantes de la FTC (y de la SEC) fueron declarados culpables de estafar a la gente por $10 millones de dólares.

 

La FTC distribuye dinero entre la gente afectada después de demandar a las entidades que incurren en prácticas ilegales. De hecho, según los datos de nuestro Informe Anual 2017, entre julio de 2016 y junio de 2017, 6.28 millones de personas recibieron cheques de la FTC.

 

No obstante, la FTC NUNCA te pedirá dinero ni la información de tu cuenta bancaria para que recibas un reembolso. Tú tienes derecho a recibir un reembolso resultante de una demanda de la FTC, habitualmente, recibirás un cheque o un formulario de reclamación con los detalles del caso. El caso figurará en nuestra lista de casos recientes que dieron lugar a reembolsos. Si tienes alguna pregunta, puedes llamar al número correspondiente al caso que figura en nuestro sitio web.

 

Los impostores no se conformarán solamente con usar el nombre de la FTC. Usarán el nombre de cualquier persona u organización en la que confíes. Lidiar con un impostor en tiempo real puede ser difícil. Pero es importante que tomes nota no solo de la historia que te cuenten, sino también de cómo te piden que pagues. Si te piden que pagues por medio de una transferencia de dinero, con tarjetas de iTunes, o colocando dinero en una tarjeta MoneyPak, Vanilla Reload o Reloadit, es una estafa.

 

Si alguien que se hace pasar por un representante de la FTC se ha comunicado contigo, no pagues, repórtalo y haz correr la voz. Es posible que alguno de tus conocidos pueda evitar una estafa.

 

Etiquetas: estafa, impostor
Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario