¿Compras en línea para la temporada de fiestas? Échale un vistazo a esta lista.

Comparta esta página

En medio del ajetreo de la temporada de fiestas, vale la pena desacelerar y tomar algunas precauciones cuando se compra en línea. Para que veas, la FTC ha observado recientemente un pico de quejas sobre vendedores en línea que no entregaron las mercaderías en la fecha prometida o que no las entregaron en absoluto. Una demora en la entrega o una falta de entrega puede opacar la alegría de la temporada de fiestas. Así que te listamos algunas recomendaciones para ayudarte para que hagas unas alegres y festivas compras en línea.

  • Investiga por tu cuenta. Usa motores de búsqueda para averiguar más sobre un producto, marca o vendedor. Ingresa el nombre en un motor de búsqueda junto con palabras tales como “review”, “complaint” o “scam”, si haces la búsqueda en español agrega palabras como “comentario”, “queja” o “estafa”.
  • Lee los comentarios y opiniones de otras personas, expertos y columnistas. Eso te puede dar una idea de cómo funciona un producto. No deposites toda tu confianza en un solo comentario. Algunos comentarios se basan en pruebas de expertos independientes y otros en la experiencia de la gente que compró el producto. Ambos tipos de comentarios pueden ser útiles.
  • Revisa los términos de la operación, incluidas las fechas de entrega y las políticas de reembolso. ¿Puedes devolver el artículo a cambio de un reembolso total si no estás satisfecho? ¿Quién paga los costos de envío o reposición de stock? ¿Cuándo recibirás tu orden de pedido? ¿Puedes pagar un cargo extra para una entrega más rápida? La ley federal establece que los vendedores deben enviar los artículos en la fecha prometida, y en caso que no prometan ninguna fecha específica deben entregarlos dentro de un plazo de 30 días contados a partir de la fecha de la orden de compra. Hay varios sitios que ofrecen opciones de seguimiento que te permiten ver en qué paso del proceso de entrega está tu compra y la fecha prevista para la entrega.
  • Busca la información de contacto. Muchos de los sitios que generaron las quejas recibidas por la FTC tenían poca o ninguna información acerca de cómo comunicarse con la compañía. Si no ves un número de teléfono o domicilio de email, considéralo como una bandera roja de alerta y compra en otro lugar.

Para más recomendaciones, visita nuestra página de compras por internet.

Etiquetas: compras, queja
Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario