You are here

Académicos y científicos: Tengan cuidado con los editores de publicaciones depredadores

Comparta esta página

Si eres un académico o científico, sabes el valor que tiene publicar un artículo en una revista académica. Lamentablemente, algunos editores deshonestos también lo saben — y lo han aprovechado para su propio beneficio en lugar de hacerlo para promocionar avances legítimos en el campo académico y de investigación.

En su demanda judicial contra OMICS Group — que opera cientos de revistas en línea en diversos campos — la FTC dice que la compañía bombardea a la gente con emails para solicitarle artículos, falsea la reputación de sus publicaciones y no informa debidamente que los autores de los artículos tienen que pagar cargos considerables — de entre cientos y miles de dólares — para que les publiquen sus trabajos.

Presuntamente, OMICS Group declara que sus publicaciones están sometidas a la revisión de colegas, son editadas por académicos prominentes y que sus artículos se citan ampliamente en otras publicaciones académicas y científicas. Además, la FTC señala que OMICS les dice a los autores interesados que sus publicaciones figuran en servicios de índice prestigiosos, como PubMed, una base de datos operada por los National Institutes of Health (NIH).

Pero la FTC dice en su demanda que, en el mejor de los casos, estas son declaraciones equívocas: A menudo, OMICS no somete a la revisión de colegas los artículos presentados por los autores, y no les brinda a los autores ningún comentario o solo les remite comentarios menores, ni ninguna corrección sustantiva. OMICS también lista falsamente a académicos específicos como “editores” de sus publicaciones sin contar con su permiso. NIH se ha negado a incluir las publicaciones de OMICS en PubMed debido a la preocupación planteada por la integridad de sus prácticas. Además, los autores suelen enterarse de los cargos de OMICS después de que les aceptan los artículos a publicar. E incluso cuando los autores le pidieron a OMICS que retirara dichos artículos, OMICS los publicó de todas maneras. Esto significa que bajo las normas éticas académicas, esos autores no pueden presentar esos artículos para que se los publiquen en otras revistas.

Puede ser difícil detectar a los editores inescrupulosos. A menudo pretenden dar una apariencia de legitimidad exagerando su buena reputación o usando nombres de revistas similares a los de publicaciones prestigiosas. Si estás considerando publicar un artículo en una revista especializada con la que no estás familiarizado, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué opina tu bibliotecario? Pregúntale al bibliotecario de tu universidad si alguna vez escuchó hablar de esa publicación o del editor. Es probable que tu bibliotecario pueda decirte si la publicación figura en los servicios de índices relevantes.
  • ¿Cobran algún cargo de publicación? En una publicación legítima te dirán por adelantado si cobran o no un cargo de publicación. Si en una revista no te mencionan los cargos, no des por supuesto que no existen – comunícate con la publicación o con el editor y pregunta si te cobraran algún cargo. 
  • ¿Cómo es el proceso de publicación de la revista? Los editores de una revista legítima trazarán claramente su proceso de publicación, su práctica de revisión de colegas y las responsabilidades de los autores.

Si se te acercó un editor depredador o si fuiste víctima de sus prácticas, repórtalo a la FTC.

Tema del blog: 
Trabajos y ganar dinero

Añada su comentario