¿Estás por comprar anteojos con prescripción médica? Tus derechos saltan a la vista

Comparta esta página

La Regla de anteojos de la FTC facilita la comparación de opciones de compra – lo cual te puede ayudar a ahorrar dinero. La Regla te da derecho a obtener una prescripción de parte de tu oftalmólogo – aunque no se la pidas – sin ningún cargo extra. Puedes usar la prescripción para comprar los anteojos o gafas en cualquier lugar donde los vendan – a un oftalmólogo, en una tienda o en internet. El costo y la calidad pueden variar mucho entre los distintos vendedores, así que vale la pena buscar y comparar para encontrar la mejor oferta. 

El médico te debe entregar la prescripción de tus anteojos o gafas al finalizar el examen de los ojos. El médico no puede cobrarte un cargo extra, ni exigirte que le compres los anteojos o lentes de contacto a él, ni que firmes un formulario o exención a cambio de entregarte tu prescripción. Tú no deberías pedirle la prescripción o receta (y el médico ni siquiera debería preguntarte si la quieres) debe entregártela automáticamente.

Si sospechas que un oftalmólogo está infringiendo la Regla de anteojos, puedes reportarlo en internet en ftc.gov/queja. Los abogados e investigadores de la FTC – y cientos de otras agencias a cargo del cumplimiento de la ley – usan las quejas de los consumidores para entablar casos contra compañías e individuos que infringen la ley.

De hecho, recientemente la FTC envió 38 cartas de advertencia para advertirles a los oftalmólogos con respecto a posibles infracciones a la Regla de anteojos. Las infracciones a la Regla pueden ocasionar una acción legal y multas de tipo financiero.

Para darle una mirada más profunda a tus derechos relacionados con la prescripción de anteojos – y lentes de contacto – lee nuestro artículo recientemente actualizado Anteojos y lentes de contacto con prescripción médica que incluye una lista de lo que deberías ver en tu prescripción.

Tema del blog: 
Salud y estado físico

Añada su comentario