You are here

Una historia real de robo de identidad

Comparta esta página

Admito que cuando tengo muchos emails, mi vista puede saltearse algunos mensajes. Pero la historia de mi colega de trabajo me ha motivado a prestar más atención. Ella detectó un email raro que recibió su marido y lo examinó. Resulta que alguien le había robado la información personal al marido y la había usado para comprar cosas. Ahora, su marido está usando RobodeIdentidad.gov para resolver los problemas, y ella le está recordando a la gente que hay que prestar atención a todo lo que llega por email.

La historia empezó con un email de una compañía que la familia conocía. Decía ‘Recibimos su orden de pedido’. Eso le pareció correcto porque recientemente habían hecho una orden de pedido. Un segundo email decía ‘Su nuevo teléfono móvil está en camino’ y figuraba un domicilio de entrega que no era de ellos. Mi colega de trabajo pensó ‘Esto no está bien, y llamó a la compañía.

La compañía le confirmó que alguien que estaba usando la cuenta de su marido había pedido un teléfono móvil, y que lo estaban enviando a un hotel cercano. Ella le informó a la compañía que se trataba de una estafa, cerró la cuenta y presentó un reporte de robo de identidad. Y también estableció contacto con las autoridades. Cuando el estafador, con el documento de identidad falso, fue a buscar el paquete, las autoridades locales lo arrestaron.

Hay muchas maneras en las que puedes descubrir si alguien está usando tu información personal. Puede ser que recibas cuentas que no son tuyas, o ver retiros en tu cuenta de banco que no autorizaste, o quizás recibes una notificación del IRS. Si ves algún indicio de que alguien te robó y usó indebidamente tu identidad, repórtalo a RobodeIdentidad.gov y crea tu plan de acción personal.

 

Añada su comentario