Intercambio de regalos de la hermana secreta – no pagues o lo lamentarás

Comparta esta página

¿Ya has adornado tu casa con luces sincronizadas con los acordes de Rudolph el reno de nariz roja?  Aunque todavía no hayas alcanzado ese nivel de entusiasmo, el espíritu festivo ya se está empezando a propagar. Si dedicas algo de tiempo a los medios sociales, tal vez hayas visto posts sobre el intercambio de regalos de la hermana secreta. El intercambio de regalos de la hermana secreta te alienta a enviarle un regalo de un valor de $10 a un extraño que figura en el primer puesto de la lista. A cambio de eso, supuestamente recibirás una pila de regalos de parte de otros participantes. El intercambio de regalos de la hermana secreta u otro tipo de ganchos parecidos te alientan a embarcarte en una atractiva experiencia de canje de dinero o regalos.¿Cierto que parece divertido? Pues no Blitzen, ya puedes ir frenando el trineo.

¿Por qué esa actitud de Grinch? Estos mensajes que aparecen en los medios sociales son iguales a cualquier carta en cadena que pide dinero u objetos de valor; otra razón que explica que son ilegales. El Servicio de Inspección Postal de EE.UU. los considera del mismo modo que las apuestas ilegales. Y eso se aplica tanto a las solicitudes que recibas por correo postal, email o a través de sitios de medios sociales. Y una cosa más: Algunos sitios de medios sociales les prohíben específicamente a sus usuarios involucrarse en esquemas piramidales. Eso podría causarte problemas con tu cuenta.

Así que cuando la prima de la hermana de tu mejor amiga escriba algún mensaje como “sigue llenando tu media de regalos hasta el tope” y te pida que le envíes dinero o un regalo para seguir el juego, no lo hagas. No envíes dinero ni regalos y tampoco reenvíes ni vuelvas a postear  la carta en cadena.

¿Te sientes como un tacaño? En su lugar, date algún gusto o invítale uno de esos cafés navideños con menta a tu mejor amigo. O incluso considera hacer una donación para colaborar con una causa que te llegue al corazón. Pero antes de hacer una donación, desacelera – y consulta algunas recomendaciones sobre cómo encontrar una entidad de caridad legítima.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario