Secuestradores falsos que causan verdaderas pérdidas

Comparta esta página

Los estafadores que operan por teléfono pasan sus días causando problemas. Nos hacen perder tiempo, ocupan nuestras líneas telefónicas y nos acosan con mal tono. Y hay algunos que actúan mucho, pero mucho peor. La FTC se ha enterado de que hay gente que recibió llamadas de estafadores que dicen “Secuestré a su familiar” y nombran un hermano, hermana, hijo o padre. Dicen “envíe el dinero del rescate inmediatamente por medio de una transferencia o tarjeta pre-pagada” y agregan “o sucederá algo malo”.

Están mintiendo. No secuestraron a nadie, pero suponen que vas a entrar en pánico y te apresurarás a pagar el rescate antes de verificar la historia. Docenas de personas le dijeron a la FTC que recibieron llamadas como estas y que les pagaron entre $100 y $1,900 a los secuestradores, a menudo a través de una transferencia de dinero. Para impedir que se verifique la historia, los estafadores le dicen a la gente que permanezca en línea hasta que se envíe el dinero. Presionan para que la gente pague rápidamente y dicen que no hay que comunicarse con nadie. Y por supuesto, los estafadores exigen el pago por transferencia o tarjetas pre-pagadas. ¿Por qué? Porque de ese modo es difícil rastrear o recuperar el dinero.

A esta estafa el FBI la llama secuestro virtual. Los estafadores buscan de arriba a abajo en internet y sitios de medios sociales, captando información sobre dónde vive, trabaja o viaja la gente y los nombres de sus amigos y familiares. Los defraudadores usan los detalles para escoger su blanco y darle credibilidad a sus llamadas. Para reducir la cantidad de información que los estafadores puedan encontrar, piensa en limitar el acceso a tus páginas de redes sociales – y alienta a tu familia a hacer lo mismo. Nunca publiques en línea tu número de Seguro Social ni los números de tu cuenta, y solo comparte tu número de teléfono con tus amigos y contactos.

Si recibes una llamada de este tipo, recuerda que es falsa, independientemente de lo temible que parezca. Incluso cuando parezca realmente verdadera, nunca le hagas una transferencia de dinero ni le pagues con una tarjeta pre-pagada a ninguna persona que te lo pida. Si estás preocupado por la llamada, cuelga el teléfono y comunícate con el familiar o amigo en cuestión para tranquilizarte. Y luego repórtalo a la FTC.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Comentario

Aca en mi pais eso se hacía desde el teléfono público de las carceles

A mi esposa le sucedio ,le dijeron que yo estaba secuestrado y que enviara inmediatamente dinero con su tarjeta .

Añada su comentario