¿Estás por comprar un dispositivo médico “hazlo tú mismo”? Piénsalo otra vez.

Comparta esta página

Si te pareces a mí, ya has realizado muchos proyectos “hágalo usted mismo”. Pero definitivamente hay algunas cosas — como usar dispositivos o aparatos médicos para perder peso — que verdaderamente no están diseñados para el tipo de proyectos “hazlo tú mismo”. 

Si visitas algunos sitios de ventas o subastas en línea, podrías encontrar aparatos de uso médico para “adelgazar”,  como por ejemplo dispositivos láser, de liposucción, cavitación con ultrasonido, terapia criogénica y escultores corporales de uso profesional. Se promocionan como aparatos que te hacen adelgazar aspirando tu celulitis o congelando tu grasa. Aunque es posible que algunos compradores sientan la tentación de comprar estos aparatos, especialmente si están a la venta a un precio bastante bajo, la verdad es que mucho de estos dispositivos no están diseñados para usarlos en la casa, son importados del extranjero, y no han sido revisados por o registrados ante la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés). Y eso es un problema.

Como ves, el  trabajo de la FDA es asegurar que los aparatos o dispositivos médicos que usamos sean seguros y efectivos. El proceso de supervisión de la FDA ayuda a garantizar que así sea. Pero cuando compras en internet, no tienes manera de saber si un aparato ha sido revisado o aprobado. Además, puede ser peligroso que uses por tu cuenta un equipo que está diseñado para que lo usen profesionales capacitados.

Si estás buscando ayuda médica para perder peso, habla con tu profesional de atención de la salud. De lo contrario, la mejor manera de perder peso y modelar tu cuerpo por tu cuenta es hacer dieta y ejercicios físicos. Para aprender más, échale un vistazo a nuestros artículos sobre salud y estado físico.

Tema del blog: 
Salud y estado físico

Añada su comentario