You are here

Ventas domiciliarias y la Regla de Período de Reflexión de la FTC

Comparta esta página

¿Alguna vez te invitaron a una reunión de ventas en una casa y te sentiste presionado a comprar algo? Pues bien, si te arrepentiste de tu compra, es posible que la Regla de Período de Reflexión de la FTC te pueda ayudar. Pero actuar rápido es esencial.

La Regla te otorga un derecho de 3 días para cancelar las ventas efectuadas en la casa o lugar de trabajo de una persona o en algún otro lugar temporario del vendedor – en una habitación de un hotel o motel, un centro de convenciones, una feria o restaurante.

Por ley, el vendedor debe informarte tu derecho de cancelación al momento de la venta, debe entregarte dos copias del formulario de cancelación y una copia de tu contrato o recibo. Tu derecho de cancelación a cambio de un rembolso total se extiende hasta la medianoche del tercer día hábil contado a partir de la fecha de la venta. No tienes que dar ningún motivo para cancelar tu compra. Tú tienes derecho a cambiar de idea.

Pero hay algunas excepciones, entre las que se incluyen las ventas:

  • Por un monto inferior a $25 efectuadas en tu casa.
  • Por un monto inferior a $130 efectuadas en lugares temporarios.
  • De bienes raíces, seguros o títulos y valores.
  • De vehículos vendidos en locales temporarios, a condición de que el vendedor tenga como mínimo un local comercial permanente.
  • De piezas artesanales o artesanías vendidas ferias, dentro de centros comerciales, centros cívicos y escuelas.

Si cancelas tu compra, el vendedor tiene un plazo de 10 días para cancelar la operación y devolverte cualquier cheque que hubieras firmado o reembolsarte todo tu dinero; y si todavía tienes algún producto en tu poder, el vencedor debe informarte si lo retirará. Dentro de un plazo de 20 días, el vendedor debe retirar los artículos que te haya dejado, o reintegrarte los gastos del envío postal.

Para más información, lee el artículo Comprador arrepentido: Cuando la Regla de Reflexión de la FTC lo puede ayudar.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario