Comprar un carro dañado por una inundación te puede dejar varado en el medio del camino

Comparta esta página

Las recientes tormentas e inundaciones que azotaron las regiones del medio oeste y sudeste podrían tener un impacto en los compradores de carros de todo el país. Los vehículos dañados por las inundaciones en estas regiones se podrían limpiar y trasladarse a otro estado para su venta. Es posible que el daño del vehículo te pase desapercibido hasta que lo inspecciones mejor o le pidas a un mecánico que lo revise.

Esto es lo que tienes que hacer:

  • Busca manchas de agua, humedad, moho, arena o grietas debajo de la alfombra, tapetes, en el tablero y en el lugar donde se guarda la rueda de auxilio. Fíjate si los faros delanteros o traseros están empañados o tienen algún resto de humedad.
  • Haz una prueba de olfato. Si percibes un olor intenso a productos de limpieza o desinfectantes, tómalo como un indicio de que alguien está tratando de ocultar un problema de moho u otro olor.
  • Pide el informe de antecedentes del vehículo. Consulta la base de datos de un servicio confiable, como el sistema llamado National Motor Vehicle Title Information System, o la base de datos y demás información disponibles en el sitio National Insurance Crime Bureau que incluye información sobre daños por inundación y demás datos.
  • Comprende la diferencia entre un “título de vehículo rescatado” y un “título de vehículo inundado”.  Si un carro tienen un “título de vehículo rescatado” significa que una compañía de seguros declaró la pérdida total del vehículo debido a un accidente grave o a otros problemas serios. Si un carro tiene un “título de vehículo inundado” significa que tiene un daño porque el agua de la inundación cubrió el compartimento del motor. El estatus del título forma parte del informe de antecedentes del vehículo.
  • Pídele a tu mecánico que inspeccione los componentes mecánicos y eléctricos y los sistemas que contienen fluidos para verificar si están contaminados con agua.
  • Reporta el fraude. Si sospechas que un concesionario de carros está vendiendo deliberadamente un carro dañado por la tormenta o un vehículo rescatado como si fuera un carro usado en buenas condiciones, comunícate con la compañía de seguro de tu carro, la agencia local de seguridad, o con el NICB llamando al (800) TEL-NICB (835-6422). Ayudarás a evitar que estafen a otra persona.

Si tienes preguntas sobre cómo comprar un carro, estos recursos te pueden ayudar.

Etiquetas: carro, clima, desastre, estafa
Tema del blog: 
Dinero y crédito

Comentario

Como siempre muy buenas sus recomendaciones

Añada su comentario