You are here

¿Renuente a ser maleducado?

Comparta esta página

El respeto y la buena educación son valores apreciados en las comunidades muy unidas. Pero según hemos escuchado a lo largo de nuestro continuo esfuerzo para combatir el fraude en todas las comunidades, esos valores pueden ser contraproducentes cuando estás tratando con un estafador. Los estafadores tratan de aprovecharse de tu cortesía y buena educación para lograr que les des dinero o información personal.Fraud Affects Every Community logo

Estas son algunas situaciones en las que es correcto interrumpir a la persona que te llama, colgarle el teléfono y no darle ni la hora.

  1. Quieren información personal. Nunca le des tu información personal ni financiera a alguien que te llame inesperadamente. Si alguien te dice que trabaja para una agencia u organización del gobierno, averigua el número de teléfono por tu cuenta y llama para verificar lo que dice. Si ya le diste tu información financiera a alguien, llama a tu banco o a la compañía emisora de tu tarjeta de crédito para frenar cualquier transacción.
  1. Quieren que les envíes dinero en el acto. Si alguien te llama y te pide que le hagas una transferencia de dinero — por medio de una compañía como MoneyGram o Western Union — o que compres tarjetas de débito pre-pagadas — como GreenDot y otras — pisa el freno. Este es un claro signo de una estafa. Incluso si la persona que te llama dice que te ganaste un premio, que debes un cargo, o que tu nieto está en problemas, habla con alguien de confianza antes de darle el dinero que ganaste con esfuerzo.
  2. Siguen hablando. Cuantas más preguntas te hagan más probabilidades tendrán de conseguir tu información personal. Si alguien no acepta un no por respuesta, entonces cuélgale el teléfono.
  1. Te están amenazando. Las agencias del gobierno no te llamarán para amenazarte con arrestarte. Los cobradores de deudas no pueden amenazarte. Si alguien te llama y empieza a amenazarte, es hora de colgar. Si temes por tu seguridad, llama a la policía local.

Para más información sobre cómo evitar las estafas, échale un vistazo a Hablemos sobre las estafas, una página de recomendaciones del Departamento de Justicia y la FTC disponible en consumidor.gov/recursos.

También nos gustaría que te comuniques con nosotros. Si observas un fraude o una estafa, cuéntanoslo en internet o por teléfono llamando al 1-877-FTC-HELP. Cada una de las quejas marca una diferencia.

Añada su comentario