Alquiler con opción a compra: Considera tus alternativas

Comparta esta página

¿Necesitas un sofá, una lavadora/secadora, una TV o neumáticos nuevos? ¿No tienes el dinero en efectivo ni el crédito para comprarlos en el acto? Entonces podrías estar considerando el alquiler con opción a compra: simplemente tienes que efectuar pagos semanales o mensuales durante un tiempo y te conviertes en dueño de la mercadería.

Antes de firmar en la línea de puntos, considera que alquilar algo con opción a compra puede costarte dos o tres veces más de lo que pagarías si lo compraras en efectivo, con un plan de compra en reserva o un plan en cuotas. Y si omites uno o más pagos, la tienda puede recuperar la posesión de la mercadería. Tal vez puedas recuperar tus cosas si logras ponerte al día con tus pagos, pero si no puedes hacerlo, te arriesgas a perder todo lo que pagaste.

¿Y sabías que algunas de las mercaderías en alquiler con opción a compra pueden tener varios años de antigüedad? Incluso otra gente podría haberlas alquilado previamente. Además, podrían aplicarte todo tipo de cargos: desde cargos de procesamiento, entrega y recogida, armado/instalación y daños excesivos hasta cargos por atraso de pago y restablecimiento del contrato.

Al momento de comprar artículos para tu casa o tu carro, tú tienes otras opciones. Por ejemplo:

  • Averigua si cumples los requisitos para acceder a la financiación de una tienda minorista. Muchas tiendas ofrecen un período sin pagos durante 90 días, o algún otro período de tiempo.
  • Considera un plan de compra en reserva —que consiste en pagar un adelanto e ir pagando el resto con el transcurso del tiempo. Tú recibes las mercaderías cuando terminas de pagar el precio total.
  • Piensa si tienes un resto disponible en tu tarjeta de crédito. Aunque pagues una alta tasa de interés con tu tarjeta de crédito, es probable que te resulte más barato que alquilar algo con opción a compra. Considera que si conviertes los cargos mensuales del alquiler a una tasa porcentual anual —APR, en inglés— la tasa podría variar entre 100% y 350%. Por lo general, las tasas de las tarjetas de crédito no superan el 24%.

¿Quieres saber más? Échale un vistazo a Alquiler con opción a compra: Una conveniencia costosa.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario