Información sobre garantías y contratos de servicio

Comparta esta Página

¿Alguna vez te preguntaste cuál es la diferencia entre una garantía y un contrato de servicio? Pues bien, ya no te lo preguntes más.

Muchos productos para consumidores, incluyendo carros, aparatos electrodomésticos y electrónicos vienen con una garantía — que es la promesa del fabricante de respaldar el producto. Las garantías están incluidas en el precio del producto. Si una compañía ofrece una garantía, el texto debe estar disponible para que tú puedas leer la garantía antes de comprar un producto — incluso cuando estás comprando por catálogo o en internet. Así lo establece la ley. Sin embargo, el nivel de cobertura de una garantía es variable. Así que cuando estés por comprar algo considerando su precio o estilo, también considera que tienes que comparar lo que cubre la garantía.

A los contratos de servicio a veces se los llama “garantía extendida”, pero los contratos de servicio no son garantías. Un contrato de servicio te puede servir para cubrir las reparaciones o el mantenimiento de tu producto por un período de tiempo específico — como una garantía. Pero a diferencia de una garantía, los contratos de servicio tienen un costo extra. Cuando estés por comprar algo, compara fabricantes y productos específicos. Podrías descubrir que algunos contratos de servicio te dan la misma cobertura que obtienes con la garantía que viene incluida en el precio de compra. Algunos contratos de servicio sólo cubren una parte del producto, y hay otros que hacen casi imposible conseguir reparaciones cuando las necesitas. Y si las reparaciones son de bajo precio, en realidad tal vez no obtengas ningún beneficio pagando el costo extra de un contrato de servicio.

Los contratos de servicio para carros son diferentes. Los venden los fabricantes y concesionarios de carros y compañías independientes. Habitualmente, no se activan hasta que expira la garantía del fabricante. Si estás pensando en comprar un contrato de servicio para tu carro, busca y compara entre varias opciones para entender exactamente lo que estás comprando y asegurarte de que no estás superponiendo la cobertura de la garantía. La cobertura que obtienes y lo que pagas por un contrato de servicio varía ampliamente, así que asegúrate de saber bien qué es lo que cubre el contrato de servicio.

Algunos defensores de los consumidores sugieren que quizás sea mejor pasar por alto los contratos de servicio, independientemente de lo que estés comprando. Ellos recomiendan que en lugar de comprar un contrato de servicio separes ese dinero en una cuenta de ahorro. De ese modo, si necesitas pagar reparaciones tendrás ahorros para cubrir el gasto. Y si no necesitas reparaciones, tendrás algo de dinero en el banco.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Comentario

me agrado mucho esta informacion,muchas gracias estoy seguro que a mas personas les va servir para no confundirse a lña hora de comprar algun producto...

FIJENSE QUE YO TENGO NUCHOS ANOS PAGANDO UN CONTRATO A SEARS POR TODOS MIS APPLIANCES EN MI HOGAR Y POR EJEMPLO EL ANO PASADO NO HICE NINGUNA LLAMADA PARA ARREGLARME ALGO, EN REALIDAD ES DINERO PERDIDO,TIENEN TODA LA RAZON,MUCHAS GRACIAS

Añada su comentario

Política de comentarios