¿Es auténtico ese sitio web de seguro médico?

Comparta esta página

¿Estás buscando un seguro de salud en internet? Antes de hacer decidirte a comprar, sigue leyendo. Los operadores de estafas de seguros de salud se han estado aprovechando de los consumidores vulnerables a través de sitios web que venden planes de descuentos médicos.

De acuerdo a los términos de la demanda de un reciente acuerdo resolutorio de un caso de la FTC, IAB Marketing Associates, LP et al., era una falsa asociación comercial sin fines de lucro que ofrecía membresías dando a entender a los consumidores que les proporcionaría un plan de seguro de salud integral. Funcionaba de la siguiente manera: la gente que estaba buscando un seguro de salud en internet se habría cruzado con algunos sitios web que cotizaban precios para planes de seguro de salud después de que los interesados ingresaran su respectiva información personal. Los sitios web actuaron como una canasta de recolección de datos: le solicitaron a la gente su información de contacto, edad, ocupación y estado civil – y les preguntaron si habían tenido un seguro de salud o alguna enfermedad preexistente. Luego de lo cual, los telemercaderes de IAB llamaron a la gente que había suministrado su información en esos sitios web y usaron tácticas agresivas para vender las membresías de IAB. A condición de que la gente aceptara pagar un cargo adelantado y las cuotas mensuales – ambos de entre $40 y $1000 – se le prometía un plan de seguro de salud integral que cubría prácticamente todas las enfermedades y procedimientos médicos.

O eso fue lo que pensaron.

¿La verdad? A los consumidores nunca los inscribieron en ningún plan de seguro de salud integral. Según la FTC, el plan de IAB constaba esencialmente de un plan de descuentos médicos, que ofrecía, en caso de existir, descuentos y reintegros limitados para las visitas a ciertos médicos y hospitales. Varios consumidores que sufrieron un accidente o una enfermedad se sorprendieron al descubrir que el "plan de salud" de IAB les cubría muy pocos gastos médicos, en caso de cubrir alguno, dejándolos endeudados con importantes facturas de atención médica.

Te decimos lo que puedes hacer para protegerte contra esta estafa:

  • Cuando estés en internet, sé avaro con tu información personal. Si estás en un sitio web y te piden que ingreses tu información personal, ten en cuenta que esos datos podrían terminar en las manos equivocadas. Un sitio web de un seguro de salud puede parecer auténtico, pero muchos son fachadas de delincuentes que están esperando para robarte tu dinero y tu información personal.
  • Investiga antes de decidirte por una compañía. Ingresa el nombre de la compañía y la palabra "quejas" o "complaints" en un motor de búsqueda en internet para ver lo que aparece en pantalla. Y tómate el tiempo necesario para pedirle a la compañía los detalles de lo que estás comprando por escrito. Si una compañía no puede entregarte la letra chica con los detalles del plan, podría ser una bandera roja de alerta.
  • Consulta los recursos disponibles para averiguar si el plan que estás comprando es verdaderamente un seguro. En la oficina del comisionado de seguros de tu estado pueden decirte si un plan no es un seguro (y si tiene licencia para operar en tu estado), y tal vez te puedan alertar de una estafa. Busca la información de contacto en naic.org (solo en inglés) o en gobiernousa.gov.

Si sospechas de una estafa de seguro de salud, presenta una queja ante la FTC en internet, o llamando al 1-877-FTC-HELP.

Añada su comentario