Averigua bien sobre el concesionario de carros y la financiación antes de firmar

Comparta esta página

Tú quieres comprar un carro y necesitas financiación, pero tu crédito no es demasiado bueno. La mayoría de los concesionarios tiene un Departamento de Financiación y Seguro (F&I) donde te informarán tus opciones de financiación. Para comenzar el proceso, el Departamento de Financiación y Seguro te pedirá que completes una solicitud de crédito, que incluye el monto de tus ingresos mensuales e información sobre tus cuentas de crédito vigentes, y también la cantidad de dinero que adeudas.

Por lo menos así es como se supone que debe funcionar. Pero ha habido informes que indican que algunos concesionarios inflan la información sobre tus ingresos para calcular la financiación sin tu conocimiento. Eso es ilegal, y puede causarte un grave perjuicio financiero. Podrías quedar atrapado con una financiación de un carro que no estás en condiciones de pagar. Esto significa que tu carro podría ser sujeto de un recupero y eso podría significar un golpe para tu calificación de crédito.

La FTC tiene algunas recomendaciones para ayudarte a evitar las operaciones de financiación inescrupulosas:

  • Considera tus opciones de financiación. Tal vez puedas tramitar la financiación directamente con una cooperativa de crédito o compañía financiera antes de adquirir un carro. Esto también te dará una idea de los términos de crédito a los que podrías acceder para poder compararlos con las condiciones que te esté ofreciendo un concesionario. Si los ofrecimientos del concesionario difieren mucho, asegúrate de que el ofrecimiento se base en información precisa sobre tus ingresos y empleo.
  • Investiga al concesionario antes de visitar el local de ventas. También puedes verificar la reputación de un concesionario en internet ingresando en un motor de búsqueda el nombre de la compañía junto con palabras como “scam", “rip-off,” o “complaint”, si haces la búsqueda en español, ingresa palabras como "estafa", "fraude" o "queja". Establece contacto con la oficina de tu Fiscal General estatal y con la agencia de protección del consumidor local para averiguar si registran quejas sin resolver sobre ese concesionario. También pídeles recomendaciones a familiares y amigos. 
  • Si el concesionario te alienta a exagerar tus ingresos, considéralo como un indicio de que ese concesionario no es confiable, y vete del local del concesionario.
  • Antes de firmar la solicitud de crédito pide que te la enseñen para controlar que todos los datos estén completos. Controla que tus ingresos y demás datos personales estén registrados correctamente.
  • Y antes de retirarte del local del concesionario asegúrate de que te entreguen una copia de toda la papelería.
  • Si descubres que el concesionario ha falsificado tus ingresos u otros datos personales, presenta una queja ante la FTC en internet o llama al 1-877-FTC-HELP.

Para más información sobre cómo comprar un carro nuevo o usado, visita Comprar y mantener un carro.

Tema del blog: 
Dinero y crédito

Añada su comentario