Energía solar para su hogar

Comparta esta página

Si usted quiere usar energía solar en su hogar, tiene varias opciones. Puede comprar o arrendar un sistema o firmar un contrato de compra de energía. La opción que usted elija puede afectar la cantidad de dinero que gaste por adelantado y durante la vida útil del sistema, la posibilidad de obtener ciertas rebajas de impuestos y sus obligaciones al momento de vender su casa. Antes de asumir un compromiso, evalúe la compañía, el producto, los costos y sus obligaciones.

  • Opciones de energía solar
  • ¿La energía solar es la opción correcta para usted?
  • Cómo comprar un sistema de energía solar 
  • Contratos de arrendamiento de un sistema y de compra de energía

Opciones de energía solar

Si usted usa un sistema de panel solar — también llamado sistema fotovoltaico o PV — para producir energía, usted le compra menos energía a la compañía de suministro eléctrico y disfruta de los beneficios de la energía renovable. El Departamento de Energía dice que la mayoría de las casas con paneles solares obtiene como mínimo el 40 % de la energía de parte del sistema de energía solar; ese porcentaje varía dependiendo de cada casa. La posibilidad de que la energía solar satisfaga todas sus necesidades de energía va a depender de la cantidad de energía que produzca su sistema y de cuánta energía consuma.

Si usted compra un sistema de panel solar, podría reunir los requisitos para recibir créditos de impuestos u otros incentivos financieros que compensan el costo inicial. Si arrienda el sistema o tiene un contrato de compra de energía (PPA), usted puede pagar menos por adelantado y las cuotas mensuales pueden ser más bajas, pero habitualmente no puede recibir créditos impositivos ni otros incentivos – ya que los obtendrá la compañía dueña del sistema. Aunque compre o arriende un sistema, o tenga un contrato de compra de energía es probable que tenga que seguir pagándole una parte de la energía que consume a la compañía local de suministro eléctrico.

¿La energía solar es la opción correcta para usted?

Si está pensando en usar energía solar en su casa:

  • Comience por revisar su factura de electricidad para ver cuánta energía consumió durante y último año y cuánto le costó. Fíjese qué parte de la factura total corresponde a electricidad “medida” o kilovatios-hora (kWh) y cuánto corresponde a otros conceptos tales como los costos de distribución. Aunque reduzca la cantidad de kilovatios-hora que le compre a la compañía de suministro eléctrico, igual tendrá que seguir pagando los cargos fijos del servicio, tales como los costos de distribución o administrativos.
  • Evalúe cómo usa la energía, y busque maneras de reducir el consumo de electricidad en su casa. Para reducir sus necesidades de energía, maximice el rendimiento energético de su casa y de sus aparatos electrodomésticos y asegúrese de que su casa esté correctamente aislada contra las temperaturas externas.
  • Tenga en cuenta cuánto tiempo permanecerá viviendo en su casa. Un sistema solar de uso residencial está diseñado para permanecer instalado en una casa al menos durante 20 años. Por lo general, los contratos de arriendo de un sistema y los de compra de energía también son de largo plazo, algunos duran 20 años. Si piensa que podría mudarse dentro de ese plazo, averigüe el efecto que tendrá la instalación de un sistema cuando quiera vender su casa. Pregúntele a la compañía de energía solar cuáles son las normas aplicables a la transferencia del contrato al nuevo propietario después de la venta, y confirme que lo que digan sea lo mismo que se establece en el contrato.
  • Calcule cuál es el tamaño del sistema de energía solar que necesita para satisfacer su consumo promedio de energía. Infórmese sobre la variedad de productos disponibles en su área que mejor se adapten a las necesidades de energía de su casa. El Departamento de Energía dispone de una herramienta de cálculo individualizado donde usted puede ingresar su domicilio y los detalles del sistema para calcular cuánta energía producirá.
  • Los sistemas de energía solar usan uno o más alternadores para convertir la electricidad de corriente directa (DC) de los paneles solares en electricidad de corriente alterna (AC) que es la que usa en sus aparatos electrodomésticos y en las conexiones de salida o tomacorrientes. La cantidad de energía que se obtiene de un sistema de panel solar depende de los siguientes factores:
    • La cantidad anual promedio de horas de luz solar directa sin sombra que recibe su techo.
    • El declive (ángulo), antigüedad y estado del techo de su casa, y la orientación respecto de los puntos cardinales.
    • El tamaño y potencia de su sistema.
    • Factores ambientales como la nieve, el polvo o la sombra que puedan cubrir el sistema.
  • Comuníquese con su compañía de suministro eléctrico para averiguar cuáles son las opciones para los dueños de casa que producen energía solar. Su compañía de suministro eléctrico podría usar la “medición neta” que es un tipo de arreglo que le paga o le da créditos por el exceso de energía producido por su sistema durante el día y que retorna a la red eléctrica.
  • Si forma parte de una asociación de propietarios, averigüe si necesita obtener su aprobación antes de instalar el sistema.

Cómo comprar un sistema de energía solar

Si compra paneles solares, usted paga el costo del sistema completo. Los costos varían en función del tamaño del sistema, pero habitualmente los paneles pueden llegar a costar tanto como un carro nuevo mediano. Usted podría pagar su sistema con un préstamo con garantía hipotecaria, o conseguir financiación por medio del instalador, un banco, una cooperativa de crédito o una compañía financiera. Es posible que disponga de un programa de financiación estatal o local, como un programa para usuarios de energía limpia, por ejemplo el programa PACE, que le permite repagar un préstamo a través de su factura del impuesto a la propiedad.  Si busca un préstamo, pregunte lo siguiente:

¿Cuánto pagará por adelantado?

¿Cuál es la tasa porcentual que le aplicarán anualmente?

¿Cómo se calculan sus pagos?

¿El monto de las cuotas cambiará a lo largo de la duración del préstamo?

¿Tendrá que hacer un pago global?

¿El prestador puede establecer una prenda en garantía sobre su casa o sistema?

Incentivos y beneficios

Si usted compra un sistema, tal vez reúna los requisitos para acceder a créditos para el impuesto federal, estatal o local u otros incentivos. El crédito para el impuesto federal por energía renovable para los dueños de casa equivale al 30 % del costo del sistema. Este crédito caducará a fines de 2016. El Departamento de Energía posee información sobre los incentivos estatales específicos para el uso de energía renovable.

También podría recibir otros beneficios por la instalación de un sistema de energía solar. Dependiendo de las reglas locales de medición neta, su compañía de suministro eléctrico puede pagarle la cantidad de energía que su sistema retorne a la red. Es posible que también pueda vender la electricidad extra que produce su sistema u obtener crédito para certificados de energía renovable (REC). Un certificado de energía renovable es independiente de la cantidad de electricidad producida; es un certificado en el que consta que usted generó una cierta cantidad de energía renovable.

Cuando un negocio, incluido un negocio que opera en un domicilio residencial, que tiene paneles solares vende todos los certificados de energía renovable, pierde el derecho de decirles a sus clientes que está usando energía renovable. Es importante que lo tenga en cuenta si usted opera un negocio desde su casa y quiere reivindicar que usa energía renovable.

Analice las propuestas

Compare las propuestas detalladas de varias compañías. Las propuestas deberían contener los detalles específicos del sistema, a saber:

El rendimiento esperable del equipo y el tamaño de los paneles.

El costo total de instalación, incluidos todos los cargos por los permisos de construcción o trabajos de electricidad necesarios.

Si está garantizada la producción de cierta cantidad de energía.

Cuáles son las garantías aplicables al equipo (como los paneles y alternadores de corriente) y a la mano de obra de los instaladores.

Si usted es dueño de un sistema de energía solar, tiene que mantener los paneles y el equipo — o pagarle a alguien para que haga el trabajo de mantenimiento — a menos que el vendedor se lo incluya en el contrato. El mantenimiento podría incluir la reparación o remplazo del alternador de corriente, o la limpieza ocasional de los paneles en caso de escasez de lluvias. Es posible que su equipo esté cubierto por la garantía del fabricante por un período inicial.

La compañía

Cuando esté buscando una compañía, pida referencias a amigos, familiares y vecinos. Verifique los antecedentes de una compañía en las agencias de protección del consumidor estatales o locales correspondientes y ante las juntas estatales que expiden licencias para contratistas. Pregunte si la compañía que está considerando posee las licencias, certificados o avales exigidos por las autoridades de su estado, condado o ciudad de residencia. Por ejemplo, su estado podría exigirle al instalador que posea una licencia de electricista. También haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía y fíjese lo que encuentra.

Contratos de arrendamiento de un sistema y de compra de energía

Si usted quiere usar energía solar pero no quiere comprar un sistema, podría arrendar un sistema o firmar un contrato de compra de energía solar. En ambos casos, usted tendrá un sistema de energía solar instalado en su casa. Habitualmente, cuando usted arrienda o firma un contrato de compra de energía no puede reclamar los certificados de energía renovable y tampoco es elegible para acceder a créditos impositivos o incentivos financieros, porque el destinatario es el propietario del sistema.

Arrendamiento

Si usted hace un acuerdo de arrendamiento o alquiler, la compañía instala un sistema en su casa y usted firma un contrato para usar el sistema. Los contratos son de largo plazo, algunos duran 20 años. Durante ese tiempo, usted puede usar toda la energía que produce el sistema, y probablemente reducirá la cantidad de energía que le compre a su compañía de suministro de electricidad. Si el sistema produce más energía de la que usted necesita y su compañía de suministro de electricidad aplica la medición neta, la compañía podría pagarle o acreditarle a su cuenta la cantidad de energía que el sistema retorne a la red. En su contrato se podría establecer un aumento progresivo del monto de su pago mensual. Es probable que el mantenimiento del sistema esté a cargo de la compañía arrendataria.

Contrato de compra de energía

Con un contrato de compra de energía o PPA, una compañía le instala un sistema en su casa y usted firma un contrato para comprar la energía que produce ese sistema. Los contratos son de largo plazo, y pueden durar 20 años. A diferencia de lo que sucede con el arrendamiento, usted no paga para usar el sistema, y no obtiene automáticamente toda la energía que produce el sistema. Usted solo paga la cantidad de energía que consume, a un precio establecido por el proveedor del contrato de compra de energía. Algunos proveedores de contratos de compra de energía dicen que cobran una tarifa reducida por la energía porque obtienen créditos impositivos e incentivos.

Si arrienda un sistema o tiene un contrato de compra de energía:

Analice las propuestas

Consiga propuestas detalladas de varias compañías. Las propuestas deben contener los detalles específicos del sistema, incluidos su marca, tamaño y rendimiento. Para calcular cuánta energía producirá un sistema específico, puede usar la herramienta de cálculo individualizado del Departamento de Energía.

Una compañía podría mostrarle una comparación de lo que podría pagar en concepto de energía durante los próximos años con y sin el sistema. En esta comparación se puede calcular el aumento anual que tendrán las tarifas de la compañía de suministro de electricidad, y podrían insinuarle que pagará menos si usa su sistema porque usted le comprará menos energía a la compañía de suministro eléctrico. Pero como las tarifas de energía de la compañía de suministro de electricidad dependen de varios factores, es difícil predecir las futuras tarifas.

Lea atentamente las propuestas. Compare lo que dicen sobre:

Los costos, incluidos los cargos de instalación y los pagos mensuales.

La cantidad mínima de energía que producirá un sistema, y qué sucederá si el sistema no produce esa cantidad.

¿Qué sucederá en caso que se produzca un corte de electricidad que afecte el sistema instalado en el techo?

Las garantías y reparaciones incluidas y su vigencia.

¿Qué sucederá si necesita reparar su techo después de instalar el sistema?

Lea el contrato

Antes de elegir una compañía, lea el contrato. Controle que los términos del contrato coincidan con lo que dicen los anuncios y las propuestas y con lo que le dijeron los vendedores. Tenga en claro lo siguiente:

La duración del contrato.

Lo que tendrá que pagar por mes (con un arrendamiento) o por kilovatio-hora (con un contrato de compra de energía o PPA).

Si aumentará el monto de sus pagos a lo largo del contrato. De ser así, averigüe cuándo y cuánto aumentarán.

Si tiene que pagar algunos otros costos o cargos.

Si el contrato incluye una “garantía de rendimiento” y cómo le pagará la compañía en caso que el sistema no produzca la cantidad mínima de energía.

Quién proveerá el servicio de mantenimiento y reparación, y si le aplicarán algún cargo por esos servicios.

En el contrato también debe decir:

Quién recibirá los créditos impositivos u otros incentivos relacionados con el sistema.

Quién se quedará con los certificados de energía renovable generados por el sistema.

Qué debe hacer usted para mantener la validez del contrato, por ejemplo, pagar su factura en determinada fecha o notificar a la compañía si tiene planes de vender su casa.

¿Qué sucederá si quiere finalizar el contrato anticipadamente? ¿Le aplicarán cargos por la rescisión anticipada o algún otro cargo?

¿Qué sucederá con el sistema cuando termine el contrato? ¿Puede renovar su contrato de arrendamiento o de compra de energía? ¿Puede comprar el sistema? ¿Desinstalarlo? ¿Cuánto cuesta cada una de esas opciones?

Si vende su casa

Averigüe si el contrato tendrá algún efecto sobre la posibilidad de vender su casa. Las disposiciones del contrato:

¿Le permiten mudar el sistema a su casa nueva? ¿Cuánto le costará?

¿Le permiten transferir el contrato al comprador de su casa?

¿Exigen que usted le envíe un aviso por escrito a la compañía si quiere transferirle el contrato al comprador de su casa?

¿Exigen que el comprador cumpla los requisitos de crédito o que pague algunos cargos antes de asumir el contrato?

Si piensa que el producto de una compañía no está a la altura de lo que dice su publicidad, puede presentar una queja ante la FTC y ante su agencia estatal de protección del consumidor.