You are here

Subastas en línea para vendedores

Comparta esta página

Si tiene artículos para vender — ya sean peculiares, pintorescos, elegantes o prácticos — quizá desee venderlos a través de una subasta en internet. De ser así, busque información para ver cómo funcionan los distintos sitios. Para poder aprovechar al máximo su experiencia en internet, entérese de cuáles son las obligaciones y las mejores prácticas de los vendedores y aprenda a detectar algunas de las estafas más comunes.

Elija un sitio

Le conviene encontrar un sitio que se ajuste a sus necesidades. Para empezar, piense en los sitios donde compró algunas cosas, ¿le gustó cómo funcionaban esos sitios y le interesaron los artículos que vio ahí? ¿Está buscando un sitio que le permita vender una variedad de artículos o uno que se especialice en un tipo de mercadería? Visite distintos sitios y considere lo siguiente:

  • Si le gustaría comprar en ese sitio.
  • Cuánto cuesta operar como vendedor y si el costo le parece lógico.
  • Si está conforme con las reglas que el sitio establece para los vendedores.
  • Si el sitio le ofrece ayuda que le interesa, como instrucciones o ideas sobre las mejores prácticas para crear la página de su cuenta, redactar anuncios o administrar su negocio.
  • Si el sitio lo ayudará a comunicarse con los compradores y a resolver los problemas con los clientes.

Fíjese qué dicen otros vendedores que están operando en un sitio sobre su propia experiencia. Puede buscar los comentarios de los vendedores ingresando el nombre de un sitio en su navegador junto con términos como "reviews” o “selling on”, si hace la búsqueda en español ingrese "comentarios" o "vendo en", o también puede buscar grupos de discusión de vendedores dentro o fuera del sitio de subastas. Los comentarios de los vendedores pueden indicarle algunos asuntos en los que todavía no había pensado.

¿Cómo le pagarán? Algunos sistemas de pago son más seguros que otros. Cuando esté recorriendo un sitio, fíjese si los compradores deben pagar con tarjeta de crédito, que es un medio de pago que ofrece algunas protecciones, o si el sitio tiene un sistema de pago en línea que procesa los pagos desde las cuentas de los compradores hacia las cuentas de los vendedores. Si tiene planes de vender artículos de mucho precio, como muebles o aparatos electrónicos, busque un sitio que le permita procesar los pagos usando un servicio de depósito en garantía, llamado escrow en inglés. Un servicio escrow acepta el pago de un comprador y le informa al vendedor que se efectuó el pago para que el vendedor le envíe el artículo. Después de que el comprador acepta el envío, el servicio escrow le libera el pago al vendedor.

¿Su información está protegida? Para pagar los servicios, usted tendrá que darle su información personal y financiera al sitio (su número de cuenta bancaria o de tarjeta de crédito). Averigüe cómo protegerá y usará el sitio su información, y busque indicadores de la seguridad del sitio, como por ejemplo, un URL que empiece con https (la letra "s" corresponde a seguro).

Anuncie un artículo

Los anuncios y publicidad de su artículo deben ser veraces e incluir toda la información relevante de modo que no induzca a error a la gente. La ley establece que los anuncios deben ser veraces, y la veracidad de los anuncios también es buena para su negocio; cuando usted describe claramente un artículo de antemano genera confianza y les ahorra preguntas a los compradores. Por ejemplo, si usted está vendiendo algo que no está impecable, agregue palabras como "usado", "restaurado" o "en el estado que está" y describa cuál es el daño o defecto del artículo. Cuando esté redactando un anuncio, trate de pensar como un comprador. Use palabras clave — como el nombre de la marca, número de modelo o color — que un comprador podría utilizar en su búsqueda. Sus anuncios pueden recibir más atención si agrega detalles y descripciones realistas y vistosas. Por ejemplo, en lugar de anunciar "Botas rojas para dama" trate con "Botas vaqueras para dama de color rojo talla 10".

Incluya algunas fotos del artículo tomadas desde distintos ángulos. Los compradores quieren ver el artículo que usted está ofreciendo no las fotos genéricas de algo similar. También describa las dimensiones y el peso del artículo para que los compradores puedan calcular los costos de despacho que deban pagar. Incluya en su anuncio un domicilio de email para que la gente pueda comunicarse con usted fácilmente si tiene alguna pregunta.

Explique su modo de operación

Sus reglas y políticas de venta pueden influir sobre la decisión de un oferente. Asegúrese de que sus políticas sean fáciles de encontrar en cada anuncio y de fácil comprensión. Los compradores querrán saber lo siguiente:

  • Qué método de pago acepta.
  • Si los artículos tienen garantía, y de ser así, cuánto tiempo dura la garantía y qué cubre.
  • Si usted acepta devoluciones o cambios, y de ser así, por qué motivos y dentro de qué plazo. Si usted no acepta ninguna devolución ni cambio, es importante que lo diga.
  • Las opciones de envío y su costo, quién paga los gastos de envío y reenvío si fuera necesario, y la fecha en que enviará el artículo después de finalizada la subasta.

Lea el procedimiento del sitio para informarse sobre los plazos establecidos para obtener ayuda. Hay una regla de la FTC que establece que usted debe enviar los artículos vendidos dentro del plazo declarado en la subasta, o en caso que usted no hubiera establecido una fecha de entrega, debe entregarlos dentro de un plazo de 30 días. Si usted no puede cumplir con la fecha de entrega prometida, tiene que darle la opción al comprador de aceptar una nueva fecha o cancelar la orden de compra a cambio de un reembolso total.

Guarde los registros de las transacciones

Cuando termine la subasta, imprima o guarde copias de los registros de la transacción, incluyendo la descripción del producto, el precio final y su comunicación con el comprador. El sistema de subastas o de pago también puede tener copias de sus registros. Guarde los registros de la fecha y modo de envío del artículo, seguimiento del paquete y comprobante de entrega.

El sitio web para pequeñas empresas del Servicio de Rentas Internas (IRS) contiene información sobre los requerimientos aplicables al mantenimiento de registros para los vendedores que operan en subastas en internet, ya sea para los que operan ocasionalmente o de manera continua. En caso que tenga que guardar algún tipo de información delicada sobre un cliente, como su nombre más un número de cuenta de crédito o de otro tipo, tiene que almacenarla de manera segura y eliminarla correctamente. En esta guía de la FTC se explica el procedimiento.

Cómo solucionar los problemas

Las copias de sus transacciones y registros de envío pueden ayudarlo a resolver un reclamo de un cliente acerca de la calidad o características de un artículo o sobre la fecha de entrega. Si no puede resolver el problema con el comprador, comuníquese con el personal de resolución de disputas del sitio. Explique lo que ha hecho hasta el momento, comparta las copias de sus registros y pida que lo ayuden.

Estafas contra los vendedores

Los estafadores que operan en internet no están buscando gangas y bicocas. Están a la búsqueda de su mercadería, dinero e información personal. Usted puede hacer algunas cosas para protegerse.

Use los métodos de pago más seguros. Acepte pagos con tarjetas de crédito, un servicio de pago electrónico seguro o un servicio escrow de su elección o recomendado por el sitio de subastas.

Es riesgoso aceptar un cheque de un banco, un  cheque de caja o una orden de pago, incluso si tiene impreso el nombre de una institución financiera legítima, porque puede ser falsificado. Es posible que su banco acepte un cheque u orden de pago en primera instancia, porque el banco debe poner a su disposición los fondos de los cheques depositados en pocos días. Al principio puede parecer que el cheque ha sido aprobado y que el dinero se acreditó a su cuenta, pero descubrir un cheque falso puede demorar algunas semanas. Si usted despacha la mercadería antes que el banco reconfirme la aprobación de un cheque u orden de pago y luego se descubre que el medio de pago era falso, usted perderá la mercadería y la suma del pago que le adeuden.

Si un comprador le pide el número de su cuenta bancaria para "depositarle el pago en su cuenta" no le responda. Una vez que consiga acceder a su cuenta es probable que en lugar de depositarle dinero se lo quite.

Antes de elegir un servicio escrow busque información sobre varias compañías. Haga una búsqueda en internet ingresando el nombre de la compañía junto con la palabra “complaint” o “review”, si hace la búsqueda en español ingrese "queja" o "comentario", y fíjese si el servicio está obligado a obtener una licencia para operar en su estado. Si usted quiere que un comprador use un servicio escrow en línea específico, aclárelo en el anuncio. Si recibe un email informándole que el comprador depositó dinero en un servicio o sistema de cobro de un tercero que usted no escogió, no le envíe nada. Podría ser un email falso para hacerle creer que el dinero lo está esperando cuando en realidad no es verdad. Si usted confía en lo que dice el mensaje y le envía el artículo al comprador, podría perder su mercadería y no recibir el pago nunca. 

Ingrese a sus cuentas. No haga clic en “responder” ni en los enlaces de un mensaje de email, aunque parezca un mensaje enviado por el sitio de subastas o del sistema de pago. Podría terminar en un sitio de "imitación" que es una copia de un sitio legítimo. Un mensaje falso podría decir algo alarmante para que usted reaccione rápidamente, por ejemplo:

"Si no responde inmediatamente para validar su información le cerraremos su cuenta".

"Sospechamos que se efectuó una transacción no autorizada en su cuenta, haga clic aquí para verificar los detalles de su cuenta".

El estafador podría estar tratando de robarle su información o podría engañarlo para que descargue un software malicioso en su computadora. En lugar de responder o hacer clic, escriba el domicilio web del sitio (URL) en su navegador e ingrese al sitio. Si el sitio de subastas o de sistema de pago verdaderamente le envió un mensaje, usted lo verá en su cuenta y puede responderlo desde esa página.

Un estafador también podría enviarle un email aparentemente enviado desde el sitio de subastas o de pago para "confirmar que se efectuó un pago". En verdad, el estafador no efectuó el pago, pero espera que usted crea lo que dice el email y le envíe el artículo antes que usted revise su cuenta. Antes de enviar algo, ingrese el domicilio web (URL) del sitio de pagos en su navegador, ingrese al sitio y revise su cuenta.

Ofrezca a la venta solamente aquello que esté en su poder. En un esquema recurrente, un estafador se comunica con un vendedor y le pide que anuncie su mercadería en en sitio del vendedor y que cobre los pagos de los compradores. El estafador le dice al vendedor que se quede con una parte de los "pagos" y que le envíe el resto, y le dice que les enviará la mercadería directamente a los compradores. Pero usualmente, después de recibir el dinero el estafador no envía las mercaderías anunciadas. Los compradores defraudados se comunican con la persona a la que le pagaron — usted — para quejarse y reclamar reembolsos.

Use la información de contacto registrada en el sitio. Si después de terminada la subasta alguien se comunica con usted y le dice que es el oferente que hizo la oferta más alta y le pide que le envíe el artículo a un domicilio que no corresponde al domicilio registrado por el comprador, no le siga la corriente. Puede ser un estafador que pirateó la cuenta del verdadero comprador y quiere robarle la mercadería a usted y al oferente legítimo. Al usar el domicilio registrado en el sitio, se protege a sí mismo y al verdadero comprador.

Si tiene un problema con un comprador, infórmeselo al sitio. Por ejemplo, si un comprador le pide que le permita devolver un artículo a cambio de un reembolso, pero en lugar de enviarle el artículo que usted le envió le envía cualquier otra cosa inservible, infórmeselo a los operadores del sitio. Aunque no logre impedir que el tramposo reciba un reembolso, puede ayudar al sitio a detectar las estafas.

Reporte el fraude

Si tiene problemas durante una transacción de subasta en internet, trate de resolverlos directamente con el comprador y con el sitio de subastas. Si eso no funciona, presente una queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) y la oficina del Fiscal General de su estado de residencia.