Préstamos sobre el título de propiedad de un carro

Comparta esta Página

¡Consiga dinero en efectivo hoy mismo con un préstamo sobre el título de un carro!

Conserve su vehículo – Sin verificaciones de crédito – Formulario electrónico fácil – ¡Consiga dinero en 15 minutos!

¡No se requiere comprobante de empleo ni constancia de ingresos!

Usted posiblemente haya visto anuncios como este. Si necesita dinero en efectivo rápidamente, y ha tenido problemas para conseguir un préstamo en una entidad financiera tradicional como un banco, usted puede pensar que la respuesta es tomar un préstamo sobre el título de propiedad de su carro. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, le aconseja que pise el freno y considere otras opciones. Con un préstamo sobre el título de propiedad de un carro usted pondrá en riesgo su vehículo: puede perder una de sus posesiones más valiosas y su medio de transporte.
 

Un préstamo sobre el título de propiedad de un carro — también conocido como préstamo pink-slip, o prenda o empeño de título — es un préstamo de bajo monto, a corto plazo y alta tasa y en el cual se usa el título libre de gravámenes de su vehículo como garantía colateral. Es una forma de crédito muy costosa. Algunos prestadores ofrecen préstamos sobre el título de un carro si tiene valor acumulado en el vehículo, incluso si no tiene un título libre de gravámenes. Comúnmente, estos préstamos se extienden por un plazo de 15 ó 30 días y tienen una tasa porcentual anual (APR) de tres dígitos — una tasa de interés mucho más alta que las que se aplican a la mayor parte de otras formas de crédito. Los préstamos sobre el título de propiedad de un carro suelen extenderse por un monto que varía entre el 25 y el 50 por ciento del valor del carro. El monto promedio de estos préstamos es de entre $100 y $5,500. Pero algunos prestadores pueden extender préstamos por $10,000 o más.

Cómo se solicitan estos préstamos

Los prestadores que dan crédito sobre el título de propiedad de un carro operan en locales de atención al público y en internet. Tanto si solicita el préstamo en persona como en internet, le pedirán que complete una solicitud de préstamo. A los consumidores que deseen solicitar el préstamo en internet les darán una lista con los locales de los negocios que ofrecen préstamos sobre títulos de carros cercanos a sus domicilios. Para completar la transacción, usted tendrá que presentar su carro, el título libre de gravámenes, una identificación personal con fotografía y una constancia del seguro. Muchos prestadores también exigen la entrega de un juego duplicado de llaves del carro.

Cuando usted presente una solicitud de préstamo sobre el título de propiedad de su carro es importante que:

Revise los términos del préstamo. Los prestadores que dan crédito sobre el título de propiedad de un carro deben entregarle los términos del préstamo por escrito antes de que usted firme el contrato de préstamo. Conforme a la Ley de Veracidad en las Operaciones de Préstamo aplicable a nivel federal los préstamos sobre títulos de propiedad de carros tienen el mismo tratamiento que los demás tipos de crédito: los prestadores deben informar el costo del préstamo. Específicamente, los prestadores deben informarle el cargo financiero (expresado en un monto en dólares) y la tasa porcentual anual o APR (el costo del crédito sobre una base anual). La tasa porcentual anual o APR se basa en varios factores, incluyendo el monto que tome prestado, la tasa de interés y los costos del crédito que le apliquen, y la duración de su préstamo. Además del cargo financiero, los préstamos sobre el título de un carro también pueden incluir otros gastos, como cargos por procesamiento, cargos por la documentación, cargos por atraso de pago, cargos de origen del préstamo, cargos por título y cargos por la prenda del carro.

Tenga cuidado con esos "adicionales" que pueden incrementar el costo del préstamo. Además de los costos del préstamo, es posible que tenga que afrontar el pago de otros adicionales como un plan de servicio de auxilio para el carro. El costo del plan puede basarse en el valor del préstamo. Si le exigen la compra de adicionales, su valor formará parte del cargo financiero/APR, lo cual aumentará aún más los costos del crédito. Además, los adicionales en sí pueden ser costosos – y pueden sumarle montos considerables a su préstamo.

Una vez que le aprueban el préstamo, usted recibe el dinero y el prestador recibe el título de propiedad de su carro. Usted no podrá recuperar el título de su carro hasta que termine de pagar el préstamo.

Los préstamos sobre el título de un carro son costosos

En promedio, los prestadores suelen aplicar un 25 por ciento mensual para financiar el préstamo. Esto significa una tasa porcentual anual de por lo menos un 300 por ciento. Y dependiendo de los cargos adicionales que le pueda exigir el prestador, la tasa podría ser aún más alta. Por ejemplo, si usted toma un préstamo por $500 durante un plazo de 30 días, en promedio podría tener que pagar $125 más los $500 del monto original del préstamo — $625 más los cargos adicionales — dentro de los 30 días posteriores al recibo del préstamo.

Opciones de pago

Generalmente, usted tiene tres opciones de pago: en persona, a través de un sistema por Internet o por medio de un sistema de reembolso automático.

Si opta por un plan de reembolso automático, usted tiene que autorizar al prestador para que le debite los pagos regulares directamente de su cuenta bancaria o tarjeta de débito en la fecha de vencimiento de cada pago. Los prestadores no pueden efectuar débitos automáticos recurrentes a menos que usted acepte por adelantado que se efectúen estas transferencias desde su cuenta bancaria — y pueden hacerlo únicamente después de entregarle una declaración informativa clara sobre los términos de la transacción. El prestador debe entregarle una copia de su autorización para los débitos automáticos recurrentes. Además, es ilegal que una compañía exija que el crédito se reembolse a través de transferencias automáticas pre-autorizadas.

La "conversión"

Si usted no puede pagar el préstamo dentro del plazo habitual de 30 días, el prestador puede ofrecerle “convertir” el préstamo en uno nuevo. Le dicen "roll over" en inglés. El proceso de roll over siempre le suma cargos e intereses al monto que tomó prestado originalmente. Por ejemplo, usted toma un préstamo de $500 por un plazo de 30 días. Pero al final de los 30 días usted no puede pagar el total de $625 más los demás cargos. Sólo puede pagar $125. Si le refinancian el monto restante a un nuevo préstamo, se le sumarán más cargos e intereses al monto que ya adeudaba. Esto podría resultar en un peligroso ciclo de préstamo y refinanciación del monto del préstamo original. Usted puede terminar pagando cargos por un monto superior a la suma que tomó en préstamo originalmente, y en realidad, es probable que le resulte imposible pagar el total de su deuda. Si usted no paga lo que debe, el prestador puede proceder al embargo de su vehículo.

Embargo                                             

Si recupera la posesión del vehículo, su carro es sujeto de un embargo, y no solamente perderá su medio de transporte para ir al trabajo, a la escuela y a otros lugares donde necesite ir sino que también perderá el dinero del valor de su vehículo. A los fines del embargo y otros propósitos, algunos prestadores exigen la instalación de un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) o de dispositivos de interrupción del arranque.

Los aparatos GPS rastrean la localización de su vehículo, con lo cual el prestador puede acceder rápidamente a su carro.

Los dispositivos de interrupción del arranque le impiden encender el motor de su carro. A veces, estos dispositivos se usan para el embargo de carros. Otras veces, se los usa con un sistema que le recuerda que debe efectuar su pago. Y usted recibe un nuevo código para volver a encender el motor del carro.

En algunos estados rigen leyes que establecen que los prestadores que embargan y vendan su carro están obligados a pagarle la diferencia entre el precio de venta y el monto del préstamo. Pero en otros estados, los prestadores pueden quedarse con el monto total de la venta.

Alternativas a los préstamos sobre el título de propiedad de un carro

Antes de decidirse a tomar un préstamo sobre el título de propiedad de su carro, considere algunas otras opciones:

Tome un pequeño préstamo en un banco. Considere la posibilidad de tomar un préstamo por un monto pequeño en su banco, cooperativa de crédito o en una pequeña compañía de préstamos. Es posible que algunos bancos ofrezcan préstamos de corto plazo por montos más bajos y a tasas competitivas. También hay algunas organizaciones comunitarias que pueden ofrecer préstamos por pequeños montos. Asimismo existe la posibilidad de tomar un adelanto de dinero en efectivo sobre una tarjeta de crédito, pero podría tener una tasa de interés más alta que otras fuentes de fondos. Averigüe los términos antes de decidirlo. De hecho, lo que usted tiene que hacer antes de firmar es buscar y comparar todos los ofrecimientos de préstamo disponibles.

Busque y compare diferentes ofrecimientos de crédito. Cuando esté buscando un préstamo sobre el título de un carro o cualquier otra forma de crédito, siempre tiene que buscar el ofrecimiento más conveniente. Cuando esté buscando productos de préstamo, compare la tasa porcentual anual (APR) y el cargo financiero que incluye los cargos e intereses del préstamo y otros costos del crédito. Usted tiene que buscar la tasa porcentual anual más baja. El personal de las Fuerzas Armadas tiene protecciones especiales contra los cargos y tasas extremadamente altos, y en algunos estados y en el Distrito de Columbia se establecen límites para las tasas de los préstamos sobre los títulos de propiedad de los carros y para otros préstamos específicos. Pero incluso con estas protecciones, los préstamos sobre los títulos de carros pueden ser particularmente costosos, especialmente si usted lo refinancia y se compromete a pagar cargos adicionales. Es posible que encuentre otros tipos de crédito con tasas y costos más bajos.

Si se está atrasando con los pagos, comuníquese con su acreedor. Si está considerando un préstamo sobre el título de su carro porque está teniendo problemas para pagar sus cuentas, establezca contacto con sus acreedores o con el administrador de su préstamo lo más pronto posible y pídale más tiempo. Cuando los acreedores creen que usted está actuando de buena fe, pueden mostrarse dispuestos a ser un poco más flexibles. Podrían ofrecerle una prórroga para pagar sus cuentas, en cuyo caso usted debería averiguar el monto de los cargos que le aplicarán por ese servicio — un cargo por pago atrasado, un cargo financiero adicional, o una tasa de interés más alta.

Busque un servicio de asesoramiento para créditos. Si necesita ayuda para elaborar un plan de reembolso con sus acreedores o para desarrollar un presupuesto, establezca contacto con su servicio de asesoramiento crediticio local sin fines de lucro. Estos grupos brindan consejos de crédito a los consumidores en todos los estados gratuitamente o a bajo costo.

Haga un presupuesto. Haga un presupuesto realista, incluyendo sus gastos mensuales y diarios, y planifique, planifique y planifique. Trate de evitar las compras innecesarias, todo suma — hasta las cosas más insignificantes que compra todos los días, como una taza de café. Al mismo tiempo, trate de ahorrar un poco: los pequeños depósitos también ayudan. Con un plan de ahorro — por más modesto que sea — usted puede evitarse la necesidad de tomar un préstamo de dinero para afrontar una emergencia. Por ejemplo, si usted se ahorra el cargo que pagaría por un préstamo sobre el título de su carro de $500 por tres meses, podría amortiguar el golpe si le surge una emergencia de dinero.

Agregue una protección de sobregiro a su cuenta bancaria. Consulte si tiene — o si su banco le puede ofrecer — protección de sobregiro sobre su cuenta de cheques. Si usted está utilizando con regularidad la mayor parte o la totalidad de los fondos de su cuenta y comete un error en el registro de sus transacciones, la protección de sobregiro puede ayudarlo a prevenir problemas de crédito en el futuro. Pero este servicio también puede tener cargos y límites. Averigüe los términos y las condiciones aplicables a la protección de sobregiro — cuánto cuesta y qué le cubre.

Protecciones para los consumidores miembros de las Fuerzas Armadas

Conforme a la legislación federal y a las disposiciones de una norma expedida por el Departamento de Defensa, los préstamos sobre el título de propiedad de un carro — y determinados tipos de financiación — ofrecidos a los miembros de las Fuerzas Armadas y a sus familiares dependientes deben incluir ciertas protecciones especiales. Por ejemplo, a partir del 1º de octubre de 2007, la tasa porcentual anual de los préstamos sobre el título de propiedad de un carro — por un término inferior a 181 días — ofrecidos a los miembros de las Fuerzas Armadas no puede superar el 36%. La mayoría de los cargos y costos, con algunas pocas excepciones, tienen que estar incluidos dentro de la tasa de interés. Además, para otorgar el préstamo los prestadores no pueden exigir el uso de un cheque ni pedir autorización para acceder a una cuenta bancaria, requerir arbitraje obligatorio, ni enviar notificaciones legales injustificadas. Asimismo, los consumidores que son miembros de las Fuerzas Armadas deben recibir determinadas declaraciones informativas sobre los costos del préstamo y sus derechos de prestatarios. Los acuerdos de préstamo que infrinjan estas protecciones no tienen validez. Los otorgantes de crédito que ofrecen préstamos sobre el título de propiedad de un carro pueden pedirles a los solicitantes que firmen una declaración donde conste su afiliación militar.

A pesar de estas protecciones, los préstamos sobre el título de propiedad de un carro pueden ser particularmente costosos, en especial si usted refinancia el préstamo. Por lo tanto, es conveniente que averigüe si puede conseguir asistencia financiera en sociedades de socorro para miembros de las Fuerzas Armadas, como Army Emergency Relief, Navy and Marine Corps Relief Society, Air Force Aid Society, o Coast Guard Mutual Aid. Quizás pueda pedir dinero prestado a familiares o amigos, o pedirle un anticipo de sueldo a su empleador. Si de todas maneras usted necesita tomar crédito, puede que encuentre préstamos ofrecidos por una cooperativa de crédito, banco o pequeña compañía de préstamo que apliquen tasas y costos más bajos que los prestadores que dan crédito sobre el título de propiedad de un carro. Tal vez dispongan de ofrecimientos especiales para solicitantes de préstamo de las Fuerzas Armadas, y podrían ayudarlo a abrir una cuenta de ahorro. Otra opción podría ser un adelanto de dinero en efectivo sobre su tarjeta de crédito, pero esta alternativa también podría ser costosa. Antes de firmar, averigüe los términos de cualquier tipo de crédito. Usted puede pedir asesoramiento legal gratis sobre una solicitud de crédito en una oficina de asistencia legal, o puede recurrir a un servicio de asesoramiento crediticio para que le aconsejen sobre las opciones de financiación, incluso sobre la prórroga de sus pagos. Los consumidores que son miembros de las Fuerzas Armadas pueden comunicarse con el Departamento de Defensa llamando a la línea gratuita 1‑800‑342‑9647 durante las 24 horas del día y los 7 días de la semana, o pueden consultar más información en www.militaryonesource.mil. El Departamento de Defensa tiene información disponible sobre la citada norma, alternativas a los préstamos sobre el título de propiedad de un carro y préstamos de día de pago, planificación financiera, y demás orientación sobre el tema.