No le servimos a menores

Comparta esta página

Este sitio web contiene herramientas e información para ayudar a los padres y demás personas a reducir el consumo de bebidas alcohólicas de los adolescentes y los daños relacionados con el mismo.

Los adolescentes que consumen alcohol usualmente lo obtienen de “fuentes sociales”: en fiestas, a través de amigos mayores y de familiares, o sacándolo de una alacena o refrigeradora sin permiso. El consumo de alcohol de los adolescentes está asociado a lesiones y comportamientos de riesgo. Podemos reducir el consumo de alcohol de los adolescentes impidiendo que accedan fácilmente a las bebidas.

¡Ayúdenos a cumplir este importante objetivo! Incluya este mensaje en su sitio web y utilice los materiales de la campaña disponibles en este sitio para hacer correr la voz:

Por favor, no les sirva alcohol a los adolescentes.
Es peligroso. Es ilegal. Es irresponsable.

Sobre nosotros

No le servimos a menores es una campaña de educación de consumidores desarrollada por la Comisión Federal de Comercio de EE. UU., la agencia nacional de protección del consumidor. La campaña No le servimos a menores ha sido reconocida por el Senado de EE. UU. y la Cámara de Representantes, el National Prevention Council, y por representantes de más de 40 estados. Todos los materiales del programa están disponibles en inglés y en español y se ofrecen gratuitamente. Entre algunas de las organizaciones que promueven el mensaje de la campaña No le servimos a menores se incluyen las agencias estatales de regulación de bebidas alcohólicas, agencias de seguridad estatales y locales, miembros del sector de bebidas alcohólicas, escuelas secundarias y universidades, y organizaciones de servicios sociales.

 

Este artículo es parte de una serie: No le servimos a menores
Etiquetas: alcohol