Cómo conseguir una hipoteca después de una venta corta

Si está luchando por cumplir con los pagos de su hipoteca — o si ya ha incumplido algunos pagos — tal vez esté pensando en negociar una venta corta de su casa (short sale, en inglés) con su prestador. Después de todo, puede que una venta corta o short sale no tenga un efecto tan negativo en su calificación de crédito como una ejecución hipotecaria. Además, cuando los prestatarios atraviesan una ejecución hipotecaria pueden tener que esperar siete años antes de ser elegibles para una nueva hipoteca, mientras que las personas que venden sus propiedades en la modalidad de una venta corta pueden ser elegibles para una nueva hipoteca en dos años.

Sin embargo, de acuerdo a recientes informes de prensa, algunos sistemas de suscripción de préstamos hipotecarios son incapaces de distinguir entre una venta corta y las ejecuciones hipotecarias registradas en los informes de los consumidores. Y esto puede demorar o impedir que usted consiga una nueva hipoteca.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, tiene algunas recomendaciones para ayudar a evitar un error potencialmente costoso a las personas que hagan una venta corta: ser excluidos del mercado de vivienda debido a dificultades de interpretación entre la información de una venta corta y la de una ejecución hipotecaria de los informes de los consumidores.

La diferencia entre una venta corta y una ejecución hipotecaria

Una venta corta o short sale se produce cuando usted vende su casa por un valor inferior al saldo que adeuda sobre su préstamo hipotecario y cuando el prestador está de acuerdo en aceptar el producido de la venta en lugar de iniciar una ejecución hipotecaria. En este caso, su prestador trabaja con usted y con un agente inmobiliario para establecer el precio de venta y revisar las ofertas, y luego trabaja con el agente inmobiliario y con el prestador hipotecario del comprador para finalizar la operación de venta. 

Una ejecución hipotecaria ocurre cuando usted no efectúa los pagos de su hipoteca y el prestador entabla una acción legal para recuperar la posesión de su casa.

Actúe

Si negoció una venta corta de su casa:

  • Pídale a su prestador que le entregue una carta donde le confirme que su préstamo se cerró con una venta corta, no por medio de una ejecución hipotecaria. Envíe una copia de la carta a cada una de las compañías de informes crediticios del país: Equifax, Experian, y TransUnion. También puede usar esta carta si surgen dudas o problemas cuando trate de comprar otra casa.
  • Solicite una copia de su informe de crédito. Revíselo para confirmar que la información del informe es correcta. A su pedido, las compañías de informes de los consumidores mencionadas anteriormente deben entregarle una copia gratuita de su informe de crédito cada 12 meses. Visite AnnualCreditReport.com o llame a la línea gratuita: 1-877-322-8228. Si encuentra un error, establezca contacto con la compañía de informes crediticios y con el negocio que suministró la información para corregir el error.
  • Cuando esté listo para comprar otra casa, consiga una carta de pre-aprobación. En una carta de pre-aprobación un prestador indica que usted está en condiciones de emprender una operación de compra. La pre-aprobación no es un compromiso definitivo de préstamo; significa que usted se reunió con un oficial de préstamos, que se revisó su informe de crédito y que el prestador cree que usted cumple los requisitos para solicitar un monto específico de préstamo. Este proceso de pre-aprobación permite que su prestador identifique aquellos problemas y errores registrados en su informe de crédito que podrían impedir que usted sea elegible para acceder a un préstamo. Y a su vez, a usted le permite corregir por adelantado aquellas inexactitudes que le podrían impedir acceder a un préstamo para comprar otra casa.