Emprendiendo el camino por cuenta propia

Comparta esta Página

Prepararse para emprender una vida independiente puede ser una experiencia divertida y emocionante, pero también implica asumir nuevas responsabilidades financieras. Las decisiones que tome a partir de ese momento sobre cómo administrar su dinero, pueden afectar sus posibilidades de conseguir crédito, seguro, un lugar para vivir, e incluso un empleo.

Primero lo primero: Desarrolle un presupuesto

El primer paso para tomar el control de su vida financiera es evaluar cuánto dinero gana y cuanto dinero gasta. Empiece haciendo una lista de todos los ingresos que percibe. Después liste sus gastos “fijos” – los que se repiten todos los meses – como el alquiler, pago de carros, y las primas de seguro. Luego liste los gastos variables – entretenimiento, esparcimiento y ropa. Anotar todos sus gastos, incluso los que parecen insignificantes, le servirá para hacer un seguimiento de su perfil de gastos, le permitirá identificar cuáles son los gastos necesarios y podrá establecer prioridades para el resto. El objetivo de un presupuesto es asegurarse de poder hacer frente a los gastos básicos: vivienda, alimentación, atención de la salud, y seguro. En la biblioteca pública, librerías y en distintas fuentes de internet puede encontrar información sobre técnicas para elaborar presupuestos y administración de dinero. Además, hay algunos programas de computadora que pueden ser herramientas útiles para desarrollar y mantener un presupuesto, hacer el arqueo de su chequera, y crear planes para ahorrar dinero.

Haciendo la prueba

Escoja cinco anuncios de “vacantes de trabajo” en cinco categorías diferentes de los anuncios clasificados. Tienen que ser trabajos que se ajusten a sus conocimientos y competencias o experiencia. Lea atentamente la descripción del puesto de trabajo de cada empleo, y anote los conocimientos o competencias requeridas para cada puesto. Luego haga una lista de sus conocimientos y competencias para determinar si cumple con los requisitos de cada empleo. Fíjese en el salario por hora o por año de uno de los anuncios y úselo para determinar cuánto podría ganar cada mes. Para determinar su ingreso mensual neto, primero réstele el 30 por ciento de impuestos. Luego cree un presupuesto anotando cuánto podría gastar en las siguientes categorías, sume el total y résteselo al monto de sus ingresos.

Un lugar para vivir. Busque en los anuncios de alquileres. Escoja un lugar para vivir y anote la renta mensual en la planilla de su presupuesto.

Alimentación. Busque en los anuncios de alimentación. Calcule el monto de lo que necesitará gastar en comida por semana, y multiplíquelo por cuatro para calcular el gasto mensual. No se olvide de sumar otros artículos necesarios aparte de la alimentación, como champú, jabón, pasta de dientes y jabón para la ropa.

Comer afuera. Busque un anuncio de un restaurant y deduzca el costo de una cena para dos más el 20 por ciento de propina.

Transporte. Busque la sección de automóviles y fíjese el precio del carro nuevo o usado que le gustaría comprar. Cuando haya escogido el carro, súmele el 6 por ciento de intereses y para calcular la cuota mensual de un préstamo de cuatro años divida esa cifra por 48.

Otros gastos. Considere el seguro del auto, la gasolina, los servicios públicos (gas, electricidad, acceso a internet, TV por cable), teléfono, seguro de inquilino, la matrícula de la universidad, ropa, cortes de pelo, donaciones de caridad, vacaciones, una taza de café por día, y quizás algunos ahorros de largo plazo para comprar una casa. Súmele a sus gastos un monto lógico para cubrir estos ítems.

¿Cuál es la conclusión fundamental? ¿Le queda algo de dinero a fin de mes? Si no le queda suficiente dinero, ¿qué gastos puede reducir o eliminar? ¿Hay alguna manera de ganar más dinero?

Etiquetas: presupuesto