Tipos de funerales

Cada familia es diferente, y no todas las personas desean el mismo tipo de funeral. Tanto las tradiciones religiosas y culturales, como los costos y preferencias personales influyen sobre las prácticas funerarias. Estos factores ayudan a determinar si el funeral será elaborado o simple, público o privado, religioso o laico, y el lugar en que se llevará a cabo. También influye si el funeral se realizará de cuerpo presente, si habrá velatorio o visitación y si el velatorio o la visitación sea hará con el ataúd abierto o cerrado; y por último, si los restos serán enterrados o cremados.

Servicio completo de funeral “tradicional”

Este tipo de funeral, con frecuencia denominado por los proveedores fúnebres como funeral “tradicional”, usualmente incluye un velatorio o visitación y un servicio de funeral formal, el uso de una carroza o coche fúnebre para transportar el cuerpo al lugar del funeral y al cementerio, como así también el entierro, disposición o cremación de los restos.

En general, este es el tipo de funeral más costoso. Además de los cargos por los servicios básicos de la funeraria, este tipo de funeral suele incluir el costo del embalsamamiento y vestimenta del cuerpo; el alquiler de una sala de la funeraria para el velatorio o servicio; y el uso de vehículos para el transporte de la familia en caso que no utilicen sus propios automóviles. También deben calcularse los costos del ataúd, la parcela o cripta en el cementerio y otros artículos y servicios fúnebres.

Entierro directo

En este tipo de funeral, el cuerpo se entierra breve tiempo después del fallecimiento, generalmente dentro un contenedor simple. No hay servicio de velatorio o visitación y por lo tanto no es necesario embalsamar los restos. Se puede realizar un servicio conmemorativo al pie de la tumba o más tarde. Por lo general, el entierro directo cuesta menos que el servicio completo de un funeral “tradicional”. Los costos incluyen los cargos por los servicios básicos de la funeraria, como así también el transporte y el cuidado del cuerpo, la compra de un ataúd o contenedor para la disposición final de los restos, y una parcela o cripta en el cementerio. Cuando la familia opta por presenciar el entierro en el cementerio, la funeraria suele cobra un cargo adicional por el servicio al pie de la tumba.

Cremación directa

En esta clase de funeral, el cuerpo se crema o incinera sin embalsamar breve tiempo después del fallecimiento. Los restos incinerados, llamados cenizas, se colocan dentro de una urna u otro contenedor. No se realiza ni velatorio ni visitación. Las cenizas se pueden guardar en la casa de algún familiar, se pueden enterrar o colocar dentro de una cripta o nicho en un cementerio, o se pueden enterrar o esparcir en un lugar especialmente escogido por el fallecido o sus allegados. Por lo general, la cremación directa cuesta menos que el servicio completo de funeral “tradicional”. El costo incluye los cargos por los servicios básicos de la funeraria como así también el transporte y cuidado del cuerpo. El cargo por la cremación puede estar incluido en el servicio o, si la funeraria no tiene su propio crematorio, se puede sumar como un cargo adicional. También se aplicará un cargo por la urna u otro contenedor para colocar los restos incinerados. El costo de la parcela o la cripta en el cementerio se incluye únicamente cuando los restos se entierran o disponen de alguna otra manera en un cementerio.

Los proveedores de servicios fúnebres que ofrecen cremaciones directas también deben proveer un contenedor alternativo que se pueda utilizar para remplazar el ataúd.

Este artículo es parte de una serie: Buscar y comparar servicios fúnebres
Etiquetas: entierro, funerales