La Regla de Funerales de la FTC

La Regla de Funerales, ejecutada por la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), le da la posibilidad de elegir únicamente aquellos artículos y servicios que usted desea o necesita comprar para un funeral y pagar solamente lo que usted elija, tanto al momento del fallecimiento de un ser querido como en el caso de un funeral planificado. La Regla le permite comparar precios entre diferentes funerarias, y le da la posibilidad de seleccionar los preparativos fúnebres que usted desee en la funeraria que decida usar. (La Regla no es aplicable a las ventas efectuadas por terceros, por ejemplo, a los comerciantes de ataúdes y monumentos funerarios, ni tampoco a los cementerios que no tienen una funeraria establecida en el lugar.)

Los derechos que le otorga la Regla de Funerales
La Regla de Funerales le otorga los siguientes derechos:

  • Comprar únicamente aquellos arreglos que usted desee para un funeral. Usted tiene derecho de comprar artículos y servicios por separado (por ejemplo, el ataúd, embalsamamiento, o un servicio conmemorativo). No está obligado a aceptar un paquete que incluya artículos y servicios que usted no desea.
  • Obtener información sobre los precios por teléfono. Los directores de funerales deben proporcionarle la información de precios por teléfono si usted se la solicita y usted no está obligado a dar su nombre, domicilio, ni su número de teléfono previamente. Aunque las funerarias no tienen la obligación de enviar las listas de precios por correo ni publicarlas en línea, muchas compañías lo hacen.
  • Obtener una lista de precios escrita y detallada cuando visita una funeraria. La funeraria debe entregarle una copia de la lista general de precios o GPL. En esta lista se deben incluir todos los artículos y servicios que ofrece la funeraria y el costo de cada uno de ellos.
  • Ver una lista de precios escrita de los ataúdes antes de verlos físicamente. A veces, la información detallada de los ataúdes está incluida en la lista general de precios de la funeraria. Pero generalmente, esta información se proporciona a través de una lista de precios de ataúdes por separado. Consiga la información de precios antes de ver los ataúdes, de esta manera podrá averiguar la disponibilidad de productos de menor precio que tal vez no estén en exhibición.
  • Ver una lista de precios escrita de los contenedores exteriores para entierro. Ninguna ley estatal de Estados Unidos exige la utilización de un contenedor exterior para entierro en una tumba, pero muchos cementerios sí lo requieren para prevenir el hundimiento o derrumbe de la sepultura. Si la funeraria vende este tipo de contenedores, pero no están incluidos en la lista general de precios, usted tiene derecho de consultar una lista de precios de contenedores separada antes de ver los contenedores exteriores para entierro. Si no ve en exhibición los contenedores menos costosos, pregunte al respecto.
  • Después de decidir lo que desea comprar y antes de pagar, le tienen que entregar un documento escrito. En este documento se debe indicar exactamente lo que usted está comprando y el costo de cada ítem. Inmediatamente después de finalizar los preparativos, la funeraria debe entregarle un documento donde se establezca el costo total y el costo de cada uno de los artículos y servicios fúnebres que usted haya seleccionado.
  • Recibir una explicación escrita en el documento que le entregue la funeraria describiendo los requerimientos legales o los requisitos establecidos por el cementerio o crematorio que lo obliguen a comprar cualquier artículo o servicio fúnebre en particular.
  • Utilizar un “contenedor alternativo” para cremación en lugar de usar un ataúd. Ninguna ley estatal o local exige la utilización de un ataúd para las cremaciones. Una funeraria que ofrece servicios de cremación debe informarle la disponibilidad de contenedores alternativos y debe ponerlos a su disposición. Estos contenedores suelen estar fabricados en madera rústica, madera prensada, cartón o algún tipo de fibra.
  • Proveerle a la funeraria un ataúd o urna que usted compre en otra parte. El proveedor de servicios fúnebres no puede negarse a utilizar un ataúd o urna que usted compre en internet, en un comercio local de venta de ataúdes o en algún otro lugar — ni tampoco le puede cobrar un cargo adicional por manipular este ítem. La funeraria tampoco puede exigirle que esté presente en el momento de la entrega del ataúd o la urna.
  • Realizar los preparativos de un funeral sin contratar el servicio de embalsamamiento. Ninguna ley estatal exige que los restos sean embalsamados rutinariamente. En algunos estados se exige el embalsamamiento o refrigeración del cuerpo en caso que los restos no se entierren o cremen dentro de cierto plazo; y en algunos estados el embalsamamiento no es obligatorio en absoluto. En la mayoría de los casos, la refrigeración resulta una alternativa aceptable. Además, usted puede optar por otros servicios, como por ejemplo la cremación directa y entierro inmediato, ninguno de los cuales requiere la utilización de un método de preservación de los restos. Muchas funerarias tienen una política que establece la obligatoriedad de embalsamamiento del cuerpo para velorios públicos de cuerpo presente, pero en la mayoría de los estados no es un requerimiento legal. Pregunte si la funeraria le ofrece la opción de realizar un velorio familiar privado sin necesidad de embalsamar los restos. En caso de que se presente la necesidad práctica de utilizar algún método de preservación de los restos, averigüe si la funeraria dispone de una cámara de refrigeración.
Este artículo es parte de una serie: Buscar y comparar servicios fúnebres