Estafas de reparación de crédito

Probablemente usted haya visto los anuncios de esas compañías que prometen la oportunidad de crear una “nueva identidad de crédito” – o sea, la posibilidad de volver a empezar con un historial de crédito desde cero. Tal vez crea que es justo lo que estaba buscando para encaminar su crédito, pero en verdad es una estafa. Con frecuencia, estas compañías venden números de Seguro Social ilegalmente. Si usted usa un número que no es suyo, no sólo no conseguirá que le extiendan crédito, si no que también puede ser pasible de multas o hasta podría ir a prisión.
Si su calificación de crédito deja mucho que desear, hay algunos pasos que puede seguir para repararlo por su cuenta y sin tener que pagar. Solamente el transcurso del tiempo y un plan de repago de deudas personales mejorará su informe crediticio.

Signos de una estafa de reparación de crédito
Usted sabrá que está frente a un fraude de reparación de crédito si una compañía:

  • Le insiste para que pague antes de hacer ningún trabajo en su nombre.
  • Le dice que no se comunique directamente con las compañías de informes crediticios.
  • Le dice que cuestione todo los datos registrados en su informe de crédito – incluso la información que usted sabe que es exacta y está correctamente registrada.
  • Le dice que incluya información falsa en sus solicitudes de crédito o préstamo.
  • No le explica sus derechos legales cuando le informa lo que puede hacer por usted.

Anuncios que prometen una “nueva identidad de crédito”
Las compañías que prometen una “nueva identidad de crédito” dicen que pueden ayudarlo a ocultar un historial de crédito deficiente o una declaración de bancarrota a cambio del pago de un cargo. Si usted les paga, estas compañías le enviarán un número de nueve dígitos similar a un número de Seguro Social. Puede que lo llamen un CPN – que es el acrónimo en inglés de número de perfil de crédito o número de privacidad de crédito. O tal vez le digan que solicite un Número de Identificación de Empleador (EIN, por su sigla en inglés) ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en inglés). Los números EIN son legítimos, y usualmente, los usan los negocios para reportar información financiera al IRS y a la Administración del Seguro Social — pero un número EIN no puede usarse como un sustituto de su número de Seguro Social.
Las compañías de reparación de crédito pueden decirle que presente una solicitud de crédito usando el número CPN o el EIN en lugar de usar su propio número de Seguro Social. Y tal vez le mientan y le digan que es legal. Pero es una estafa. Es posible que estas compañías estén vendiendo números de Seguro Social robados – muchas veces son números de niños. Si usa un número de Seguro Social robado como si fuera suyo, los estafadores oportunistas lo involucrarán en un delito de robo de identidad.
Si por seguir el consejo de una compañía de reparación de crédito usted comete un fraude, podría verse involucrado en un problema legal. Es considerado delito federal:

  • Mentir en una solicitud de crédito o préstamo.
  • Tergiversar su número de Seguro Social.
  • Obtener un número EIN en el IRS por medio de un procedimiento fraudulento.

Lo fundamental en este tema es que si usted usa el número que le vendieron, podría ser pasible de multas o hasta podría ir a prisión.
Sus derechos de crédito
La Ley de Organizaciones de Reparación de Crédito (en inglés) establece que es ilegal que las compañías de reparación de crédito mientan sobre lo que pueden hacer por usted, y que le cobren antes de prestar sus servicios. Esta ley, cuya aplicación y cumplimiento está bajo la jurisdicción de la Comisión Federal de Comercio, establece que las compañías de reparación de crédito deben explicarle lo siguiente:

  • Sus derechos legales por medio de un contrato escrito en el cual también se deben detallar los servicios que le proveerá la compañía.
  • Su derecho de cancelar dentro de los tres días siguientes sin incurrir en ningún cargo.
  • Cuánto tiempo tomará conseguir los resultados.
  • El costo total que pagará.
  • Cualquier garantía aplicable.

¿Y qué pasa si la compañía de reparación de crédito que usted contrató no cumple con sus promesas? Usted tiene algunas opciones.

  • Usted puede demandarla ante una corte federal para reclamarle el monto de sus pérdidas reales o el monto que le haya pagado, se aplicará la suma de dinero más alta.
  • Usted puede reclamarle el pago de daños punitivos — dinero para sancionar a la compañía por el incumplimiento de la ley.
  • Usted puede juntarse con otras personas damnificadas para entablar una demanda judicial colectiva o de clase, y si usted gana el caso, la compañía tiene que pagar los honorarios del abogado.

Reporte el fraude de reparación de crédito
Fiscales Generales Estatales
Varios estados poseen leyes que regulan a las compañías de reparación de crédito. Si tiene un problema con una compañía de reparación de crédito, repórtelo a la oficina de asuntos del consumidor local o a la oficina de su fiscal general estatal
Comisión Federal de Comercio
También puede presentar una queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés). Aunque la FTC no puede resolver disputas individuales relacionadas con temas de crédito, sí puede tomar una acción contra una compañía cuando se presenta un modelo reiterado de posibles infracciones a la ley. Presente una queja en línea en ftc.gov/queja o llame al 1-877-FTC-HELP.