Estafas de débito automático

Comparta esta Página

Los telemercaderes fraudulentos han encontrado una nueva forma de robarle dinero, esta vez el dinero de su cuenta corriente bancaria. Consumidores de todo el país están presentando quejas sobre débitos (retiros) no autorizados de sus cuentas corrientes.

El débito automático de su cuenta corriente puede ser un método de pago legítimo; muchas personas pagan sus hipotecas o las cuotas de sus carros de esta manera. Pero, los telemercaderes fraudulentos están cometiendo abusos a través de este sistema. Por lo tanto, si alguien lo llama y le pide el número de su cuenta corriente bancaria u otra información impresa en sus cheques, usted debe actuar con la misma precaución que lo hace con el número de su tarjeta de crédito — no dé el número de su cuenta corriente por teléfono a menos que tenga una relación previa con la compañía y esté aceptando pagar algo. Recuerde, si usted le da el número de su cuenta corriente por teléfono a un desconocido con propósitos de "verificación" o "con fines informáticos", esa persona podría usarlo para retirar dinero de su cuenta corriente fraudulentamente.

Cómo funciona la estafa

Usted recibe una tarjeta postal o una llamada para informarle que se ganó un premio o que puede conseguir una de las principales tarjetas de crédito aunque haya tenido problemas de crédito en el pasado. Si usted responde, es muy probable que el telemercader le pregunte: ¿Tiene una cuenta corriente? Si usted dice "sí", el telemercader pasará a explicarle los detalles del ofrecimiento. Por lo general, suele parecer algo demasiado bueno para dejarlo pasar.

Casi al final del discurso de ventas, es posible que el telemercader le pida que mire uno de sus cheques y que le lea por teléfono todos los números que figuran en la parte inferior del cheque. Es probable que algunos telemercaderes deshonestos no le digan para qué necesitan esta información. Otros embaucadores, pueden decirle que esa información le permitirá acceder más fácilmente al ofrecimiento. Y, en algunos casos, un telemercader honrado le explicará honestamente que esa información le permitirá hacer un débito de su cuenta corriente.

Una vez que un telemercader tiene toda la información de su cuenta corriente, la usa para hacer un "giro a la vista"(demand draft, en inglés), que se procesa de una manera bastante similar a un cheque. En el giro figura su nombre, el número de su cuenta y el monto establecido. Pero a diferencia de un cheque, el giro a la vista no requiere su firma, por eso también se llama débito o pago automático. Cuando su banco recibe el giro o aviso de débito, extrae ese monto de su cuenta bancaria y se lo paga al banco del telemercader. Es posible que usted no se entere de que el banco pagó el giro hasta que reciba su resumen de cuenta.

Qué puede hacer para protegerse

Es difícil detectar una estafa de débito automático antes de sufrir pérdidas financieras. Si no sabe con quién está hablando, siga estas recomendaciones para evitar convertirse en una víctima de esta estafa:

  • No dé el número de su cuenta corriente por teléfono a menos que conozca a la compañía y sepa para qué necesitan la información.
  • Si alguien le dice que está grabando la llamada, pregunte para qué la está grabando. No tema preguntar.
  • Las compañías no le solicitarán la información de su cuenta bancaria a menos que usted haya aceptado expresamente este método de pago.

LO QUE DICE LA LEY: A partir del 31 de diciembre de 1995, la ley establece que un vendedor o telemercader debe obtener su autorización verificable antes de recibir un pago debitado a su cuenta bancaria. Esto significa que todo aquel que obtenga la información de su cuenta bancaria por teléfono debe tener su autorización expresa para debitar su cuenta, y debe hacerlo de una de las tres maneras que se explican más adelante en este mismo párrafo. La persona debe decirle que hará un retiro de dinero de su cuenta bancaria. Si usted autoriza un pago con fondos de su cuenta bancaria, antes de hacerle un débito a su cuenta bancaria, el vendedor o telemercader debe conseguir su autorización escrita, grabar su autorización o enviarle una confirmación escrita. Si graba su autorización, le debe suministrar y la siguiente información:

  • La fecha del giro a la vista.
  • El monto del giro(s) a la vista.
  • El nombre del destinatario del pago (la persona que recibirá su dinero).
  • La cantidad de giros a la vista (si es más de uno).
  • Un número de teléfono al que usted pueda llamar en el horario de atención al público.
  • La fecha de su autorización verbal.

Si un vendedor o telemercader usa una confirmación escrita para verificar su autorización, le debe entregar toda la información requerida para una autorización grabada y en el aviso de confirmación debe informarle el procedimiento de rembolso que usted puede seguir para disputar la veracidad de los datos de la confirmación y tramitar un rembolso.

Qué hacer si le sucede

Si los telemercaderes logran extraer dinero de su cuenta bancaria sin su conocimiento o sin su autorización, han infringido la ley. Si recibe un aviso escrito de confirmación que no representa exactamente lo que usted comprendió al momento de la venta, siga los procedimientos de rembolso que le entregaron y solicite que le devuelvan su dinero. Si no le rembolsan su dinero, están actuando ilegalmente. Si cree que es una víctima de este fraude, establezca contacto con su banco inmediatamente. Dígale al banco que usted no aprobó el débito y que quiere prevenir que le sigan haciendo débitos. También puede establecer contacto con la oficina de su Fiscal General estatal. Dependiendo de los plazos y las circunstancias, usted puede estar en condiciones de conseguir que le devuelvan su dinero.

Etiquetas: débito, telemercadeo