Arbitraje de cobranza de deudas

Comparta esta Página

Si usted no paga sus facturas, un cobrador de deudas puede iniciar procedimientos legales en su contra. Los cobradores de deudas pueden demandarlo ante una corte para tratar de cobrarle la deuda. O, en caso de que sus contratos de crédito establezcan que las disputas deben someterse a un proceso de arbitraje, los cobradores de deudas pueden tratar de cobrarle su deuda iniciando este tipo de proceso. En un arbitraje, las partes someten su disputa a la consideración de un árbitro – una tercera parte privada – en lugar de presentarse ante un juez. Aunque generalmente el proceso de arbitraje es menos formal que un proceso judicial, la decisión del árbitro es vinculante y ejecutable ante la corte.

Los procedimientos de arbitraje pueden iniciarse en nombre de los acreedores originales al igual que a nombre de un cobrador de una deuda que la compró.

Las decisiones de arbitraje tienen un efecto importante sobre sus derechos. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, dice que es importante que comprenda el funcionamiento del procedimiento de arbitraje de cobro de deudas y que sepa cuáles son sus derechos. Con estos datos usted estará en mejores condiciones de decidir si quiere firmar un contrato que le exija resolver las disputas a través de un proceso de arbitraje. Además, esta información puede ayudarlo a ahorrarse tiempo, dinero y disgustos durante un procedimiento de arbitraje.

¿Por qué algunas disputas van a arbitraje en lugar de a la corte?

Es frecuente que en los contratos de algunos bienes y servicios – por ejemplo, los de las tarjetas de crédito, teléfonos celulares y servicios médicos –se les exija a los firmantes que resuelvan las disputas a través de un arbitraje en lugar de recurrir a la corte.

En consecuencia, cuando busque y compare entre diferentes proveedores de bienes y servicios, lea los términos del contrato para ver si en caso de que se presente una disputa estará obligado a someterse a un procedimiento de arbitraje. Si prefiere mantener sus opciones abiertas, busque un contrato que no le exija un arbitraje u opte por un contrato que le ofrezca una cláusula que le permita evitar el arbitraje si surge una disputa.

¿Quiénes son los participantes de un arbitraje?

Una compañía que administra un proceso de arbitraje se llama “foro” o “proveedor”. Esta compañía designa los árbitros, programa las fechas y horarios de las audiencias, efectúa las llamadas telefónicas, y maneja el flujo de información entre las partes y el árbitro hasta que se resuelve la disputa. El foro puede designar un “administrador de caso” para que actúe como su punto de contacto.

Un foro de arbitraje y sus empleados deben ser imparciales y equitativos. No tienen permitido ayudarlo a presentar su versión de la historia ni tampoco pueden recomendarle un abogado. Usted no está obligado a ser representado por un abogado durante un arbitraje, pero tal vez piense que es una buena idea contratar uno: el arbitraje es un procedimiento legal, y la resolución adoptada por el árbitro puede tener consecuencias graves y perdurables. En la asociación de abogados local o en la organización de servicios legales cercana a su domicilio pueden recomendarle un abogado.

¿Cómo funciona el arbitraje?

Si un cobrador de deuda cree que usted debe dinero, puede iniciar un procedimiento de arbitraje en su contra enviándole un aviso de arbitraje por correo o a través de un servicio de entrega de correspondencia. Si no comprende el contenido del aviso o no reconoce la deuda que le reclaman, llame al foro o al cobrador de deuda para solicitar más información. Si el aviso se lo envió el foro o el cobrador de deuda en lugar del acreedor original puede que el nombre del remitente le resulte desconocido. Tal vez desee ponerse en contacto con un abogado.

Cuando ya esté involucrado en un procedimiento de arbitraje, lea toda la correspondencia que le envíe el foro o el cobrador. Si hay algo que no entiende, comuníquese con el foro o con un abogado. Guarde copia de toda la papelería que le envíe al foro o al cobrador. Envíe los documentos por correo certificado con acuse de recibo que obrará como constancia de que el foro o el cobrador recibieron su correspondencia y para tener un comprobante de la fecha de recepción.

El proceso de arbitraje se rige por reglas llamadas “protocolos” o “procedimientos”, estas reglas incluyen los plazos, obligaciones y costos correspondientes. Es conveniente que le pida una copia de estas reglas al administrador de su caso, pero generalmente también están disponibles en el sitio Web del foro. Además, pida una “lista de tarifas”. En esta lista se explica cuáles son los cargos y costos que debe pagar cada una de las partes. Si no está en condiciones de pagar los cargos que le corresponden, pregunte si el foro le puede conceder una “exención de pago del cargo” y cómo se solicita. Pregunte también si puede optar por una audiencia escrita, por teléfono o por e-mail. Una audiencia escrita o por teléfono puede ser más económica que una audiencia en persona.

Durante la audiencia, cada parte tiene la oportunidad de explicarle su versión de los hechos al árbitro. El árbitro considera las pruebas y presentaciones de cada una de las partes y luego toma una decisión. La decisión adoptada por el árbitro es vinculante aunque usted no participe del proceso.

¿Cuáles son las consecuencias del arbitraje?

Si el árbitro emite un laudo que establece que usted adeuda el dinero, antes de poder cobrar el monto estipulado en el laudo, el cobrador de la deuda debe recurrir a la corte para solicitarle que “confirme” el laudo otorgándole carácter de sentencia judicial. La sentencia de la corte puede usarse para tratar de cobrar su deuda. La corte puede dictar una orden de embargo en su contra lo cual permitirá que se efectúen retenciones directamente de su cheque de paga o retiros de dinero de su cuenta bancaria. Hay determinados tipos de fondos que son inembargables, entre los que se incluyen los beneficios federales.

Si está en desacuerdo con el laudo emitido por el árbitro, usted tiene dos opciones: Usted puede recusar la petición del cobrador para que la corte confirme el laudo o puede recurrir a la corte por su propia cuenta para impugnar el laudo. En ambos casos, usted tiene una cantidad limitada de razones para impugnar el laudo, como por ejemplo el mal desempeño del árbitro, y puede que tenga un plazo muy corto para hacerlo. Para más información sobre cómo se impugna un laudo, es recomendable que consulte a un abogado.

Los resultados de un procedimiento de arbitraje pueden tener un impacto negativo en su informe crediticio y en su calificación de crédito. Esto, a su vez, puede afectar sus posibilidades de conseguir un préstamo y puede influir en cuánto tendrá que pagar para tomar dinero prestado.

Cómo elegir entre diferentes foros de arbitraje

Si puede elegir entre varios foros de arbitraje, investigue. Visite el sitio Web de cada uno de los foros, y analice cuáles son los documentos o publicaciones que le entregarán. También puede verificar la reputación de un foro ingresando el nombre en un motor de búsqueda en Internet. Lea los comentarios de otras personas sobre sus experiencias con el foro. Trate de averiguar cuántas veces el foro o el árbitro trabajaron con un cobrador de deudas en particular, cómo se le paga al foro o al árbitro, cuánto le costará el proceso, y con qué frecuencia un foro o árbitro en particular tomaron decisiones favorables para las personas.

Un foro de arbitraje y sus árbitros deben ser imparciales. No deberían tener ningún interés financiero en común con el cobrador de la deuda. Además, el foro debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Prescribir e implementar normas éticas rigurosas.
  • Tomar las medidas necesarias para garantizar que los consumidores reciban los avisos de arbitraje y demás comunicaciones relacionadas.
  • Garantizar que los costos del procedimiento de arbitraje sean accesibles, expresarlos de manera clara y manifiesta, y detallar cuáles son los costos que se le pueden exigir a los consumidores.
  • Alentar la participación de los consumidores en el proceso de arbitraje.
  • Explicar la ley utilizada por el árbitro, cómo se aplicó la ley a los hechos en disputa, y cómo calculó el árbitro el monto final del laudo.
  • Declarar sus procedimientos de manera clara y comprensible.

Anteriormente, este artículo se llamaba Arbitraje de cobro de deudas: Sepa quién, qué, por qué y cómo.

También le podría interesar