Invirtiendo en lingotes, barras y monedas de metales preciosos

Si está pensando en invertir en lingotes, barras o en monedas de metales preciosos, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, dice que lo mejor para su bolsillo es investigar y ser prudente. Invertir desinformado puede tener graves consecuencias. 

El metal precioso al peso o a granel (bullion, en inglés) es una cantidad de metal precioso, usualmente oro o plata, que se tasa de acuerdo a su peso y que generalmente se funde en forma de barras o lingotes, y lo venden los principales bancos y los agentes de compraventa de barras y lingotes de metales preciosos. También se lo puede comprar fundido en monedas.

Las monedas de metales preciosos acuñadas usualmente en oro o plata con propósitos de inversión se venden en los principales bancos, y también las venden los agentes de compraventa de monedas, las firmas de corretaje, y los agentes de metales preciosos. El valor de este tipo de monedas se basa en el valor de su contenido metálico de oro o plata. Los precios fluctúan a diario y la variación depende del precio de cotización del oro y la plata en los mercados mundiales. Posiblemente, las monedas de oro más conocidas son la American Gold Eagle, la Canadian Maple Leaf, la Australian Gold Nugget y la South African Krugerrand. 

Desde 1986, la Casa de la Moneda de EE.UU. ha acuñado monedas de oro, plata y platino y garantiza su contenido metálico. La Casa de la Moneda produce dos tipos de monedas para inversión:

  • Monedas conmemorativas de metal precioso, que se acuñan especialmente para coleccionistas y las vende directamente la Casa de la Moneda de EE.UU., usualmente dentro de un estuche exhibidor de protección.

  • Monedas no circulantes de metal precioso, que se acuñan para propósitos de inversión y que se venden a un número de compradores seleccionados y autorizados. Estas monedas se venden sobre la base del precio de mercado vigente (el precio de entrega inmediata o de contado) del metal precioso de la pieza más una pequeña prima cobrada por la Casa de la Moneda. 

Los gobiernos extranjeros también acuñan monedas, pero quizás no estén acuñadas bajo las mismas normas que las monedas de Estados Unidos y tampoco están garantizadas por el gobierno de Estados Unidos. El valor de las monedas extranjeras para inversión depende principalmente del valor de fundición de la moneda – el valor básico e intrínseco de la moneda si se fundiera y se vendiese como metal al peso. La condición o estado de una de estas monedas – su “tasación” o calificación – no es el factor más relevante para determinar su precio.

Investigue antes de invertir

Hacer una inversión en lingotes, barras o monedas de metales preciosos es una decisión importante. Si está pensando en hacerlo:

  • Pregunte el valor de la moneda fundida. Se puede consultar el valor de fundición de casi todas las monedas de metales preciosos y monedas de colección en numerosas fuentes de información.
  • Consulte a un asesor financiero confiable y de buena reputación que tenga conocimientos especializados en inversiones. También puede ser conveniente hablar con otros inversores.

  • Busque y compare cotizaciones. La mayoría de los bancos ofrece productos de metales preciosos para inversión, a menudo le aplican un margen de ganancia más bajo que los agentes de venta. También puede ingresar el nombre de la moneda en un motor de búsqueda en internet para comparar precios entre diferentes vendedores.

  • Busque una tasación independiente del producto específico que está considerando como inversión. La valuación del vendedor podría estar inflada.

  • Considere los costos adicionales relacionados con la inversión. Puede que necesite comprar un seguro o una caja de seguridad, o tal vez tenga que alquilar un cofre en alguna institución para salvaguardar su inversión en metales. Estos costos reducirán el potencial rendimiento de su inversión.

  • Tenga cuidado con comprar lingotes o barras de metal precioso a vendedores que en lugar de entregárselos a usted los coloquen en un "depósito seguro" de su propiedad o de un tercero. Si usted compra metales y no se los entregan, está arriesgándose a que el metal no exista, no sea de la calidad descrita o lo aseguren incorrectamente.

  • Aléjese de los promotores que usan argumentos de venta que minimizan los riesgos y descarte a los vendedores que le digan que la información escrita donde se declara el riesgo de la inversión es una mera formalidad innecesaria requerida por el gobierno. Los representantes de venta confiables le hablarán francamente acerca del riesgo de una inversión en particular.
  • Niéguese a “actuar ya”, sin considerar las consecuencias. Todo argumento de venta que lo urja a comprar inmediatamente, es una clara señal para desistir de la operación y guardarse su dinero en el bolsillo.

  • Verifique la reputación del vendedor ingresando el nombre de la compañía en un motor de búsqueda de internet. Lea los comentarios de las demás personas para enterarse de sus experiencias con la compañía. En lo posible, trate de comunicarse con el vendedor por teléfono o personalmente para aclarar los detalles de la inversión. Además, establezca contacto con el Fiscal General de su estado de residencia (en inglés) y con la agencia local de protección del consumidor. Es conveniente hacer esta clase de averiguaciones en la localidad donde está situada la compañía, pero tenga en cuenta que no siempre es un método infalible: puede que no haya transcurrido el tiempo suficiente para que alguien se haya dado cuenta de que lo estafaron, o que sea demasiado pronto para que un damnificado haya presentado un reclamo ante las autoridades.

  • Pida una garantía o certificado de autenticidad del contenido de metal precioso. Investigue a la compañía que respalda la garantía o el certificado, porque los certificados de ‘autenticidad’ pueden ser falsificados.

Recomendaciones para evitar estafas

Las estafas de venta de metales preciosos suelen involucrar declaraciones falsas sobre su contenido, peculiaridad o valor:  

Declaraciones falsas – Hay vendedores inescrupulosos que muchas veces sobrevalúan sus monedas, mienten sobre el contenido o el peso de metal precioso, o tratan de hacer pasar monedas comunes para inversión como monedas de colección raras. Incluso, hay algunos agentes de compraventa de monedas que operan fraudulentamente tratando de vender monedas que ni siquiera son de metal precioso. Otros intentan vender monedas acuñadas con un diseño parecido al de las monedas de la Casa de la Moneda de EE.UU, pero en diferentes tamaños. De hecho, hay acuñadores privados que fabrican monedas que son parecidas a las monedas de metal precioso para inversión que están acuñadas por gobiernos extranjeros, pero que podrían tener poco contenido de oro, o nada de oro. Su mejor defensa es estudiar el mercado y elegir el agente de venta con mucho cuidado.

Estafas de inversión apalancada – Las inversiones apalancadas son inversiones de alto riesgo, usted puede llegar a perder el monto de su inversión original o incluso más dinero. Usualmente, en una estafa de inversión apalancada, un telemercader o un sitio web dice que el precio de un metal está a punto de subir hasta las nubes y que usted puede obtener un gran rendimiento haciendo un pequeño pago por adelantado, comúnmente el 20 por ciento del valor de su compra. De acuerdo a lo que le dice el vendedor, usted puede obtener más cantidad de metal si paga sólo el 20 por ciento del precio de compra en lugar de pagar el 100 por ciento.

En realidad, usted tomó dinero prestado – tanto como el 80 por ciento del precio de compra del metal – de una institución financiera que dice que retendrá el metal y que le cobrará cargos mensuales de almacenamiento e intereses. En lugar de enviarle una factura por esos cargos, la institución reducirá su porcentaje de participación en la inversión. Cuando el valor de su participación caiga a cierto nivel (por ejemplo, 15 por ciento del precio de compra), la institución financiera emitirá una "opción de capitalización" para que usted cubra el pasivo de la inversión, exigiéndole que pague más dinero para llevar el monto de su inversión por encima del nivel del valor del real. Si usted no puede o se niega a pagar el monto adicional, el prestador venderá el metal precioso para repagar su préstamo, y si el monto de la venta del metal no cubre la suma que usted debe, le enviará la factura por la diferencia.

Estas son inversiones de alto riesgo porque usted recibirá una “opción de capitalización” si baja el precio del metal, si se mantiene igual o simplemente si no sube lo suficiente para cubrir los cargos de almacenamiento y el monto de los intereses.

Glosario del oro

Precio de oferta para la venta / Ask Price – El precio de venta ofrecido por un agente de compraventa.

Precio de compra / Bid Price – El precio que paga un agente de compraventa por barras, lingotes o monedas de metales preciosos.

Lingotes, barras y monedas de metales preciosos / Bullion – Metales preciosos, como platino, oro o plata en forma de barras, lingotes u otros formatos de acopio. Las monedas de metales preciosos acuñadas con propósitos de inversión también están fabricadas con estos metales.

Moneda de colección, moneda histórica o moneda numismática / Collector Coin, Historic Coin or Numismatic Coin – Una moneda cuyo valor se basa en su peculiaridad, demanda, condición y acuñación; de hecho, estas monedas pueden tener un valor superior al valor de su contenido metálico.

Valor de fundición / Melt Value – El valor básico e intrínseco de una moneda si se fundiera y vendiese como metal al peso.

Prima / Premium – El monto que se marca por encima del valor de mercado de una moneda, lingote o barra de oro respecto del precio real según su contenido de oro. El vendedor puede recuperar parte de la prima en la operación de reventa.

Precio de entrega inmediata / Spot Price – El precio vigente en el mercado físico para la entrega inmediata de un producto de oro; a veces también se lo denomina precio al contado.

Margen / Spread – La diferencia entre el precio de compra y el precio de venta.

Onza Troy / Troy Ounce – La unidad de peso de los metales preciosos. Una onza troy equivale a 480 granos, 1.09711 onzas o 31.103 gramos de oro u otro metal precioso.

Para más información

Para consultar información adicional sobre el tema, visite los siguientes sitios web:

Etiquetas: invertir, oro, riesgo