Prescripciones para espejuelos y lentes de contacto

Millones de estadounidenses usan gafas o lentes de contacto. Estas personas tienen varias opciones respecto de cómo, dónde y a quién comprarle sus gafas o lentes de contacto recetados: optometristas, oftalmólogos, ópticos, o vendedores de lentes y anteojos, como por ejemplo, una tienda especializada en artículos de óptica, tiendas mayoristas y vendedores que operan por correo o en internet.

Cuando considere la opción de comprarle sus gafas o lentes de contacto al profesional que lo atiende por sus problemas de visión o a otro vendedor, es probable que también quiera tener en cuenta el costo y conveniencia de cada opción. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, ejecuta las reglas aplicables a la venta de lentes de contacto y gafas que le da “portabilidad” de sus recetas. Cuando esté por comprar lentes de contacto o gafas prescriptas por un profesional, la FTC le recomienda lo siguiente:

  • Obtenga su receta o prescripción. El profesional que lo atiende por problemas de visión está obligado a entregarle una copia de la prescripción o receta de sus gafas o lentes de contacto — incluso aunque usted no se la pida. Usted debe recibir la receta de sus anteojos al finalizar el examen de ojos, y la prescripción de sus lentes de contacto después de termina la sesión de prueba o adaptación, puede que tenga que concurrir más de una vez.
  • Guarde su prescripción. Archívela con el resto de sus registros médicos. Si guarda sus recetas actualizadas en un lugar conveniente podrá reducir las demoras cuando tenga que encargar sus lentes.
  • Envíe la prescripción de sus lentes de contacto. Usted puede comprar sus lentes de contacto en otro lugar y no necesariamente en el establecimiento del profesional que lo atiende por sus problemas de visión. Ese vendedor tiene que verificar la prescripción con el profesional que la expidió, a menos que usted le haya dado copia de la prescripción. Usted puede empezar el proceso de verificación dándole cierta información  — por ejemplo el tipo de lentes, el nombre del fabricante, la graduación, la curvatura y el diámetro.

Recuerde que todos los lentes de contacto, incluso los que se usan con fines cosméticos — lentes para cambiar el aspecto de sus ojos y no para corregir su visión — requieren una prescripción.

Anteriormente, este artículo se llamaba Ojo con los ojos — Le damos la receta para conseguir su prescripción.

Etiquetas: receta, salud