Estafas de radiación de teléfonos celulares

Cualquiera sea el nombre que se le dé, teléfono celular, teléfono inteligente o aparato móvil, pareciera que todas las personas tienen uno. De acuerdo a los datos de la industria de telecomunicaciones inalámbricas, en Estados Unidos hay actualmente alrededor de 300 millones de suscriptores de telefonía móvil, en comparación con los 110 millones de suscriptores de hace una década. El aumento del uso del teléfono celular ha generado preocupaciones respecto de los posibles riesgos para la salud causados por los campos electromagnéticos de radiofrecuencia de esta tecnología, y también ha generado un mercado para comercializar escudos como una posible protección contra las ondas radioeléctricas que emiten los teléfonos. La Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), la agencia nacional de protección del consumidor, tiene algunas recomendaciones prácticas para ayudarlo a evitar las estafas y para limitar su exposición a las emisiones electromagnéticas de su teléfono celular.

Aunque los estudios médicos sobre cualquier relación existente entre las emisiones de los teléfonos celulares y los problemas de salud continúan en curso, no hay duda que los datos surgidos de los recientes informes de la Organización Mundial de la Salud servirán para que los estafadores oportunistas se convenzan de que se ha presentado una nueva oportunidad para ganar dinero rápidamente. Los estafadores oportunistas están atentos a los titulares de primera página para promover la venta de productos ideados para cubrir las supuestas necesidades que plantean las noticias – y aprovecharse de las personas preocupadas.

Si está buscando maneras de limitar su exposición a las emisiones electromagnéticas de su teléfono celular, sepa que según la FTC, no existe ninguna prueba científica que demuestre que esos supuestos escudos reduzcan significativamente la exposición a este tipo de emisiones electromagnéticas. De hecho, los productos que sólo bloquean el auricular – o alguna otra pequeña parte del teléfono – son totalmente inefectivos porque todo el teléfono emite ondas electromagnéticas. Además, estos escudos pueden interferir la señal del teléfono, de modo tal que el teléfono necesita más potencia para comunicarse con la estación base, así que es posible que emita más radiación.

Para limitar su exposición a las emisiones electromagnéticas del teléfono celular, la FTC le recomienda lo siguiente:

  • Aumente la distancia de separación entre su teléfono y su cabeza usando un accesorio de manos libres, como por ejemplo un audífono conectado al teléfono por medio de un cable, o usando la función de altavoz del aparato.
  • Considere enviar más mensajes de texto en lugar de llamar, y limite el uso de su teléfono celular a conversaciones cortas.
  • Espere que su teléfono le indique que tiene un buen nivel de señal. Cuando el nivel de la señal es bajo, su teléfono funciona forzadamente y emite más radiación. Además, los teléfonos emiten más radiación cuando transmiten que cuando reciben, así que separe el teléfono de su cabeza cuando hable y acérquelo hacia su oreja cuando escuche.
  • La tasa de absorción específica o SAR de un teléfono indica la cantidad máxima de radiación absorbida por el cuerpo humano que emite el teléfono mientras está transmitiendo. Las pruebas para medir el nivel de la tasa SAR se usan para controlar que los aparatos que se venden en Estados Unidos cumplan con el límite de exposición SAR establecido por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés). Pero cabe mencionar que el peor resultado arrojado por esta prueba de medición de la tasa SAR, es un valor que no representa necesariamente la absorción durante el uso real del teléfono, y por lo tanto, no es una medida recomendada para efectuar comparaciones entre teléfonos. En síntesis, escoger un teléfono con una tasa SAR más baja no garantizará fehacientemente un menor nivel de absorción de radiación durante su uso. La FCC posee más información sobre este tema en el artículo Specific Absorption Rate (SAR) For Cell Phones: What It Means For You (en inglés).

Para más información sobre el uso de teléfonos celulares y asuntos relacionados con la salud, lea la hoja informativa del National Cancer Institute titulada Cell Phones and Cancer Risk (en inglés).

Anteriormente, este artículo se llamaba Escudos de radiación: ¿Afectan las células de los consumidores?