Préstamos de día de pago

Comparta esta Página

“Sólo necesito el dinero suficiente para llegar hasta el día de pago”

¡“OBTENGA DINERO EN EFECTIVO AHORA! ... $100 O MÁS... ¡NO ESPERE HASTA EL DÍA DE PAGO”!

Los anuncios están en la radio, televisión, Internet y también en el correo. Se refieren a préstamos de día de pago (payday loans) — los cuales son otorgados a un muy alto precio.

Compañías que cambian cheques, compañías financieras y otros dan préstamos por montos pequeños, a corto plazo y con altas tasas que tienen una variedad de nombres: préstamos de día de pago, préstamos de adelanto de dinero en efectivo, préstamos sobre cheques posdatados o préstamos sobre depósito de cheques diferidos.

Generalmente, el consumidor hace un cheque personal a nombre del prestador por el monto que desea tomar prestado más un cargo. La compañía le da al prestatario el monto del cheque y le descuenta el cargo. Los cargos por préstamos de día de pago son usualmente un porcentaje del valor nominal del cheque o un cargo cobrado por monto prestado — por ejemplo, por cada $50 ó $100 prestados. Y, si usted extiende o deriba el préstamo — digamos por otras dos semanas — usted pagará los cargos correspondientes a cada extensión efectuada.

Bajo la ley federal llamada Truth in Lending Act, la cual trata sobre la transparencia de los préstamos, el costo de los préstamos de día de pago — al igual que en otros tipos de crédito — debe ser revelado. Entre la información que usted debe recibir, por escrito, el cargo financiero (un monto en dólares) y la tasa anual efectiva (annual percentage rate, APR por sus siglas en ingles) que es el costo del crédito sobre una base anual.

Un préstamo de adelanto de dinero en efectivo garantizado por un cheque personal — como el caso de un préstamo de día de pago — es un crédito muy caro. Digamos que usted hace un cheque personal por $115 para tomar prestado $100 por un plazo de 14 días. El cobrador del cheque o prestador acuerda en retener su cheque hasta la próxima fecha de pago. En ese momento, dependiendo del plan en particular, el prestador deposita el cheque, o usted rescata el cheque pagando en efectivo $115 o deriba el cheque pagando un cargo por la extensión del préstamo por otras dos semanas. En este ejemplo, el costo del préstamo inicial es un cargo financiero de $15 y un APR de 391 por ciento. Si usted deriba el cheque tres veces, el cargo aumenta hasta $60 para tomar prestado $100.

Alternativas a los préstamos de día de pago

Hay otras opciones. Considere las posibilidades antes de optar por un préstamo de día de pago:

  • Cuando necesite crédito compare cuidadosamente las ofertas. Busque el crédito con el APR más bajo y considere un préstamo pequeño de su cooperativa de crédito o pequeña compañía de préstamos, un adelanto de salario de su empleador o un préstamo de su familia o amigos. También puede ser una posibilidad tomar un adelanto de dinero en efectivo sobre la tarjeta de crédito, pero puede que tenga una tasa de interés más alta que sus otras fuentes de fondos: averigüe los términos y condiciones antes de tomar una decisión. Una organización comunitaria local también puede dar pequeños préstamos comerciales a los particulares.
  • Compare el APR y el cargo financiero (el cual incluye los cargos del préstamo, intereses y otros tipos de costos de crédito) de las ofertas de crédito para obtener el costo más bajo.
  • Solicite a sus acreedores más tiempo para pagar sus facturas. Averigüe qué tipo de cargo le cobrarán por ese servicio, un cargo por pago atrasado, un cargo financiero adicional, o una tasa de interés más alta.
  • Haga un presupuesto realista, y calcule sus gastos diarios y mensuales. Evite las compras innecesarias — aún los pequeños artículos cotidianos — todo suma. También haga algunos ahorros — aún los depósitos pequeños pueden ayudar — para evitar tomar préstamos en casos de emergencia, gastos inesperados u otros gastos. Por ejemplo, si usted pusiera el cargo que pagaría por un préstamo de día de pago típico de $300 en una cuenta de ahorro durante seis meses usted podría contar con dinero extra disponible. Esto lo puede proteger en caso de una emergencia monetaria.
  • Consulte si usted tiene, o puede tener, protección de sobregiro sobre su cuenta corriente o de cheques. Si usted está utilizando con regularidad la mayoría de los fondos de su cuenta y si usted comete un error en el registro de su cuenta corriente (o cuenta de ahorro) la protección de sobregiro puede ayudarlo a protegerse de problemas de crédito en el futuro. Averigüe los términos y las condiciones de la protección de sobregiro.
  • Si necesita ayuda para crear un plan de repago de sus deudas a sus acreedores o para desarrollar un presupuesto, contacte al servicio de asesoría de crédito de la agencia local de protección del consumidor. Existen grupos sin fines de lucro en todos los estados que ofrecen orientación de crédito para los consumidores. Estos servicios están disponibles a bajo costo o gratuitamente. También consulte con su empleador, cooperativa de crédito o autoridades de la vivienda acerca de programas de asesoría de crédito de bajo costo o gratuitos.
  • Si usted decide que debe utilizar un préstamo de día de pago, tome prestado únicamente una cantidad que pueda afrontar con su próximo cheque de pago y calcule que le reste lo suficiente para llegar a la próxima fecha de pago.

Anteriormente, este artículo se llamaba Los préstamos de día de pago le pueden costar caro.

Etiquetas: crédito, deudas