Rebajas

Comparta esta Página

Los ofrecimientos de rebajas(rebates) pueden ser irresistibles para los consumidores porque reducen el precio de los artículos de consumo al momento de comprarlos, o prometen rembolsos parciales o totales después de la fecha de compra.

Algunos fabricantes y comerciantes tientan a los compradores con rebajas instantáneas en efectivo que pueden aprovecharse inmediatamente en la caja.

Pero en la mayoría de los casos, son reducciones del tipo rebaja-por-correo (rebate by mail) Con este tipo de rebaja, el consumidor primero tiene que pagar el precio total del artículo al momento de comprarlo, y después, para poder recibir la rebaja por correo, le tiene que enviar la documentación al fabricante o al comerciante.

Por lo general, esta documentación incluye el recibo original de compra, código UPC, el cupón de la rebaja, y el nombre, domicilio y teléfono del cliente. En la mayoría de los casos, hay que enviar toda esta papelería al domicilio especificado por el fabricante o vendedor dentro de los 30 días posteriores a la fecha de compra. Por lo general, los consumidores reciben sus rebajas dentro de las 12 semanas siguientes.

Pero la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés), está alertando a los consumidores para que no caigan en la “trampa” de las rebajas que nunca llegan o que llegan mucho más tarde de lo prometido. Por ley, las compañías deben enviar las rebajas dentro de los plazos prometidos, y si no se especifica un período de tiempo, dentro de un “plazo lógico”. En este caso, la palabra "lógico" suele interpretarse como dentro de los 30 días.

Cuando los consumidores compran un producto con una rebaja-por-correo, la FTC les recomienda:

  • Seguir las instrucciones indicadas en el formulario de rebaja y adjuntar toda la documentación requerida dentro del mismo sobre del formulario de solicitud de rebaja.
  • Hacer copias de toda la papelería enviada para solicitar la rebaja. Es el único registro que tendrá un consumidor si algo sale mal.
  • Comunicarse con la compañía si la rebaja no llega dentro del plazo prometido.
  • Presentar una queja ante la FTC, el Fiscal General estatal o la oficina local de Better Business Bureau  si la rebaja no llega nunca o si llega tarde.

Anteriormente, este artículo se llamaba Cómo evitar caer en la "trampa" de las rebajas.